La lluvia dorada

La lluvia dorada, también llamada urolagnia, ondinismo o urofilia, es otra "afición" bastante extendida entre muchos practicantes de BDSM.
Consiste en orinar sobre el cuerpo o la cara de la sumisa o el sumiso, y, una vez superadas ciertas reticencias, escrúpulos y pudores iniciales, puede resultar muy agradable para ambas partes, debido a una serie de simbolismos asociados a la orina, como pueden ser el de "marcar el terrritorio" orinando sobre l@s sumis@s, o la humillación implícita en dicho acto.
En un sentido más amplio también se puede haber de urofilia para aquellas prácticas en las que una persona observa a otra mientras orina.
Para muchas personas, el hecho de que las vean orinando, y más aún orinándose encima, como puede ser habitual en juegos de humillación, puede producirles una gran vergüenza, impidiéndoles la micción, y en ocasiones es necesaria mucha paciencia y comprensión para vencer este pudor.
Por motivos que creo no hace falta explicar, el lugar más adecuado para este tipo de prácticas es el cuarto de baño, y más concretamente la bañera.
En ciertas situaciones, como por ejemplo el dog training, se suele hacer orinar a la sumisa o a la sumisa sobre un períodico en el suelo, aunque ello implique tener que pasarse después un buen rato pasando la fregona.
Si la sumisa o el sumiso tienen poca experiencia en el asunto y les cuesta, una forma de hacérselo más fácil es hacer que se arrodille en la bañera, sentado sobre sus pantorrillas, colocarse detrás de él o ella, y "apuntar" hacia sus caderas o la parte baja de su espalda, sin subir demasiado. Así, al menos, se les ahorra verlo, se les ahorra el olor, porque están de espaldas, y se evitan zonas más conflictivas, como la cara.
Poco a poco, a medida que se van acostumbrando se puede pasar a hacerlo más difícil.

Variaciones aún más suaves, que hasta se practican en vainilla, es que la mujer sostenga el pene del hombre mientras orina, o llevar a la mujer hasta el inodoro, sentarla y hacer que orine mientras se la mira, o incluso mientras se la acaricia. Esto puede resultar muy íntimo si se hace mientras ambos se están besando en la boca con los ojos cerrados. Las posibilidades de juego son infinitas, y las dejo a vuestra imaginación.

Con respecto al olor de la orina (y al sabor, si llegáis a eso), hay algunos factores que pueden influir:
- Cuanta más agua se beba en las horas anteriores, además de ser más abundante la orina también será mucho más diluida, y su olor más suave.
- Las frutas y las verduras (menos los espárragos), producen también el efecto anterior. Por el contrario, una dieta alta en grasas y proteínas, así como las comidas muy especiadas o el alcohol aumentan el olor.
- Algunos edulcorantes artificiales se eliminan inmediatamente por la orina, con lo que esta tiene un sabor dulce.
- El mismo sabor dulce se produce si quien orina padece un tipo concreto de diabetes. Así que si se obsrerva esto, puede ser un buen momento para acudir al médico.
- Algunos alimentos, como la remolacha o los níscalos pueden teñir la orina de un alarmante tono naranja o rojizo. Esto no tiene mayor consecuencia y se debe a algunos pigmentos naturales de esos alimentos.

En cuanto a la seguridad, en principio orinar sobre el cuerpo no tiene riesgos, salvo, en algunas personas con pieles hipersensibles que podrían tener alguna leve irritación. La misma irritación leve se puede producir si entra orina en los ojos.

Con respecto a la ingestión de la orina (urofagia), ya hay que hacer algunas matizaciones:
- En principio la orina de una persona sana es un fluido casi inerte (casi). La concentración de bacterias es mucho menor que la que existe, por ejemplo, en la saliva.
- En el caso de que exista alguna infección en la vejiga, o en el caso de enfermedades en las que haya presencia de orina en la sangre, sí existe algún riesgo de transmisión. Si no hay sangre en la orina, no hay ninguna evidencia científica de que se pueda transmitir el sida por esta vía.
- Muchos medicamentos y drogas se expulsan parcialmente por la sangre, con lo que pueden pasar sus efectos a la persona que beba la orina.
- La orina tiene una cantidad relativamente alta de sal. Esto no tiene consecuencias en pequeñas cantidades, pero si se ingiere toda la micción, y sobre todo si se hace con mucha frecuencia, puede producir los efectos de una dieta alta en sal.

Espero que estos consejos os sirvan para vuestros juegos acuáticos.


Dulce_Amo1969
Publicado en el Foro de someteme.com

1 comentario:

Sayuri dijo...

Con tu permiso he copiado y pegado en mi Blog una entrada que publicaste, que me hizo verme reflejada.
Si te molesta que te nombre o que lo haya hecho la retiraré, pero realmente me llegó y creo que explica en cierta manera mi manera de vivir la sumisión.
Un beso