Cuando Londres se viste de cuero

El Fetish Weekend, del 1 al 4 de octubre, amplía en la capital británica los horizontes del erotismo.
Antes de que el lector de El Viajero, ávido por descubrir territorios inexplorados, proteste porque ya no queda un rincón virgen en Londres, permítannos recordarles la famosa cita de Samuel Johnson: "Quien está cansado de Londres, está cansado de vivir". Casi 300 años más tarde, estas palabras son tan relevantes como siempre. Porque Londres, como muchas de las complejas metrópolis modernas, no acaba nunca de darnos sorpresas. Del 1 al 4 de octubre, y por segundo año consecutivo, el vicio inglés abandona la intimidad del dormitorio o del club privado, acercando al gran público la vibrante escena BDSM (bondage, dominación y sadomasoquismo) británica con el London Fetish Weekend o el fin de semana del fetichismo en la capital británica.

Heredero de una larga tradición comenzada en la famosa casa de flagelación de Mrs. Berkeley en el Covent Garden del siglo XIX, y que desemboca en esta celebración de diferencia erótica que lleva ya doscientos años sin asustarse de nada, el Fetish Weekend es un festival surgido no de una agenda política ansiosa por vender una imagen con sello cool sino por los entusiastas de estas prácticas, cuyo activismo y relevancia social comienza ya a compararse con el movimiento gay. Pero no es de política de lo que se va a hablar hoy, sino de decadencia para las sensibilidades más refinadas.
Con un tacón afilado
Comenzamos con un plato ligero el viernes 1 de octubre, con Chaz Royal en el legendario club Madame Jo-Jo's del Soho. Chaz Royal, a medio camino entre el cabaret y el fetichismo, nos deleitará con un espectáculo retro que durará hasta la madrugada. Una forma perfecta de introducir un afilado, pero tímido tacón de la forma más teatral y amable en la escena BDSM. Chaz Royal es la primera cita donde reunirse con viejos y nuevos amigos con los que compartir las correrías que se avecinan y, como tal, es un interesante punto de observación y encuentro.

Si nuestra intención es divertirnos como los nativos, será esencial hacerlo con vestuario y accesorios apropiados. Para esto debemos visitar LAM (London Alternative Market), la feria de moda y parafernalia S/M. Este mercado tiene lugar el segundo domingo de cada mes en el sur de Londres, pero en esta ocasión cruza el Támesis para establecerse (durante el sábado 2 y el domingo 3) en el National Hotel en Russell Square, a un tiro de piedra del Museo Británico. LAM, con su relajada cordialidad, es el lugar donde poner al día el vestuario de látex mientras disfrutamos una pinta de real ale en el bar. Otra razón para no perderse la visita a LAM es que atrae a artesanos y diseñadores de todo el país, especializados en látex, cuero y todo tipo de aparejos tanto para los veteranos practicantes del vicio inglés como para la pareja experimental. Abre desde las doce de la mañana hasta las siete de la tarde, una hora perfecta para dar paso a los clubes y fiestas donde lucir los últimos diseños adquiridos.

De copas en la mazmorra
¿Quién no ha oído hablar de Torture Garden, pionero en la escena fetichista y responsable de llevar el BDSM a la cultura de club en los noventa? Los puristas le acusan de ser poco más que un baile de disfraces, pero como segunda incursión en este mundo es sin duda el lugar más recomendable por su carácter lúdico, ambiente de baile y, por supuesto, el derroche de imaginación de los propios asistentes, que continuamente expanden las posibilidades del látex y la fantasía erótica en forma de vestuario y performances.
Otro club ineludible este fin de semana es Subversión, una alternativa para aquellos que prefieren una fiesta más íntima, a la vez que realmente dedicada a la práctica del BDSM. Situado en Aldgate, cerca de Brick Lane, este pequeño club, con su bien provista mazmorra, no es quizá apto para neófitos. Sea cual sea el club elegido para la noche, es importante recordar que en todos ellos el código de vestuario es muy estricto: no se admite ropa de calle o vestir simplemente de negro, como es el caso en otros países. A pesar de su reputación reservada, los británicos pueden sorprendernos por la desinhibición y creatividad que muestran en lugares establecidos al efecto. Torture Garden y Subversión son fiestas garantizadas donde disfrutar de las noches más decadentes de Londres.
Si hemos sobrevivido al desenfreno de clubes nocturnos, el domingo 4 de octubre nos acoge el Kinky Salon, el último evento del Fetish Weekend. Mezcla de arte, performance y BDSM, este exclusivo espacio no deja de intrigarnos. Heredero del salón artístico georgiano, como el Hellfire Club, donde la alta cultura y la depravación se reconocen como fuentes de inspiración mutua, atraerá sin duda a la mestiza escena bohemia y artística del East End, donde tiene su sede. Aunque en esta edición especial se abre a un público más amplio, mantiene su misterio, y la dirección exacta del lugar sólo se dará a conocer tras confirmarse la asistencia con la compra de entradas. Creado originalmente por un grupo de artistas de intereses queer (marica), hace énfasis en mezclar la teatralidad y el ritual del BDSM con prácticas artísticas contemporáneas. El Kinky Salon tiende un puente entre la galería de arte, la cultura de calle londinense y la escena fetichista, a menudo percibida como un reducto exclusivo. Si aún nos queda energía para acercarnos el East End, Kinky Salon promete ser el broche individualista para un fin de semana único pero que, con la celebración del estilizado ritual erótico, es algo no ya londinense, sino quintaesencialmente británico. Qué mejor manera de conocer un poco más las peculiaridades de esta nación insular que a través de los vicios privados a los que han dado nombre.

GUÍA
Información
» London Fetish Weekend 2009 (www.londonfetishweekend.com). En la web oficial aparecen todos los eventos que conforman la apretada agenda del festival.
» Club Madame Jo-Jo's (www.madamejojos.com). 8-10, Brewer Street. Local en el Soho con propuestas sadomaso hasta las 3.00.
» LAM (www.londonalternativemarket.com). El mercado abre sus puertas el primer domingo de cada mes en The Rise, 49A Lavender Gardens, de 12.00 a 18.00. Entrada, 4 libras (4,50 euros). Durante el Fetish Festival, se establece en el National Hotel en Russell Square.
» Torture Garden (www.torturegarden.com; 00 44 20 76 13 47 33). Sus fiestas cambian de sala regularmente, han convertido TG en un icono del mundo fetiche.
» Subversión (www.clubsubversion.com; 00 44 20 75 82 45 45). 92-98, Vauxhall Walk.
» Kinky Salon (kinkysalon.com).

Itziar Bilbao Urrutia - 19/09/2009
Elpais.com