Poema Árabe del siglo XI

Sé para él su Tierra
y él será tu Cielo.
Sé para él un lugar de reposo
y él será tu morada.
Sé para él una esclava fiel
y él será tu eterno Protector.
No lo ahogues pegándote constantemente a él,
o él buscará librarse de la carga de tu peso.
No obstante, no te alejes demasiado tiempo de él,
de lo contrario, podría olvidarte.
Si viene hacia ti, acércate dulcemente a él,
pero si se aleja de ti, mantén la distancia.
Pon siempre la máxima atención
a los orificios de su nariz y a sus orejas y ojos,
para que él nunca huela más
que el fragante perfume de tu cuerpo y tu deseo,
nunca escuche de tus labios más
que cosas agradables y buenas noticias
y nunca jamás vea en ti nada
que no sea tu belleza consagrada a su placer.

Ghazali
Poeta Árabe del Siglo XI

Hotel CATONIUM en Hamburgo


Sin la menor duda, es el local BDSM más amplio, lujoso, detallista y confortable de toda Europa. En un enorme edificio rojo de tres plantas, sus promotores han realizado un proyecto que parece el sueño de un aficionado tras visionar una versión para gourmets de Historia de O.
Se rumorea en la escena europea, que el proyecto a costado unos cinco millones de euros.
En tres plantas se reparten varias salas de baile, bares, lounges, varias salas de “juego” y mazmorras en estilo medieval, sala de bdsm clínico perfectamente ambientada, una sala al estilo de una catedral gótica, una lounge en decoración oriental, una gigantesca sala de actuaciones, restaurante, etc. Y las habitaciones, naturalmente, todas insonorizadas y con sala de estar, algunas con sala de juegos añadida.
Todas la áreas, hasta las más insignificantes, están soberbiamente ambientadas y decoradas con todo detalle. Llama la atención por ejemplo unos urinarios con forma muy similar al famoso asiento “labios”, diseñado por Dalí.

Además, organizan todas una serie de eventos, al cual más apetecible. La parte al público está abierta a diario de 19.00 a 01.00. Este es el enlace para ver el calendario de actividades y fiestas: http://catonium.com/home/index.php?option=com_jcalpro&Itemid=5

Hotel Catonium: http://www.catonium.com







Feliz día !!


El BDSM es una de esas puertas por las que se entra sabiendo que:
Del otro lado no hay nada de lo que uno supone.
Del otro lado está todo lo que uno no supone.
Quizás nunca llegue a saberse todo lo que ocurra del otro lado.
De haber una salida, no es esa misma puerta.
De haber una opción, quizás uno elija no regresar.


Palabras de camelia


La verdad sobre la Esclavitud en el BDSM

Está bien, si vuelvo a escuchar algún/a auto proclamad@ expert@ hablando sin sentido basándose únicamente en información que obtuvo en Internet, de que un/a esclav@ no tiene derechos, voy a gritar.
Cuando las personas permanecen en relaciones insanas y miserables simplemente porque creen que, por el titulo de esclav@ se les está vedado permanentemente su derecho a tomar decisiones por si mismas, entonces están tan dementes como los payasos que dicen que un/a dominante tiene derecho a secuestrar o matar a su esclav@.
¡Un peligro!…. Eso es lo que es…

Ahora, la realidad…
Los contratos entre esclav@s/sumis@s y sus dominantes no tienen absolutamente ningún peso o valor legal; aunque estén implícitos, expresados verbalmente o por escrito. Como adultos que somos la ley nos hace responsables de nuestras propias acciones. No estamos sobre la ley y tampoco podemos legalmente renunciar a nuestros derechos.
Es muy importante que entendamos este punto.
Cualquiera que piense que por ser dominante está sobre la ley y que puede secuestrar, abusar física o mentalmente, mantener cautiv@ o matar a un/a esclav@ esta delirando.
En Canadá y en todos los países hasta donde tengo conocimiento – incluyendo EEUU - la esclavitud es ilegal. Legalmente no se puede tener esclav@s y tampoco se puede, legalmente, SER un/a esclav@.

El tipo de relación al que hacemos referencia como esclavitud en BDSM es un acuerdo consensuado entre dos personas que varía de acuerdo a los involucrados y que bajo ningún concepto es reconocido por la ley ni en Canadá ni en EEUU ni en Europa.
Claro que puede ser una relación sana y viable mientras que todas las personas involucradas estén obteniendo lo que necesiten y deseen de ella.
Cualquier adulto que mantenga relaciones BDSM deberá tomar en cuenta en todo momento que deberemos seguir funcionando dentro de la sociedad como ciudadanos legalmente responsables.
Los títulos de sumis@, esclav@, Señor/a, Dominante, etc. NO SON reconocidos por la ley.

Podremos elegir obedecer a nuestra pareja, pero eso no servirá como defensa en ningún juicio o corte. Inclusive un marido y/o esposa, quienes han hecho un juramento de amar, respetar y obedecer, no están libres de la justicia si es que esa obediencia los lleva a cometer algo ilícito.

Esta podrá no ser la forma en que algunos de nosotros queramos que sean las cosas, pero así es como son. No dejen que nadie les diga lo contrario.

Autora: cinful
de su Blog: "A little Cinful"
Traducido por Dege y camelia
C.A. copyright2006

Sentir de una sumisa

No se, quizá son mis ideales, pero una debe de ser estable, pensar antes de hablar; por que razón? para no ilusionar gente en cosas, que una nunca se animará a dar.

Cuando decides entregar, es generosidad... eso es una sumisa. Hay cosas difíciles, para una sumisa, entre esas dar muestras de fortaleza, de paciencia, a pesar que en el interior, estar cargada de angustias, por un mal día o situaciones desagradables, pero cuando El aparece la felicidad te mata, pero una se mantiene estable, serena, para que? para no perturbar la relación. Una tiene impulsos, las ganas de decir... donde te metiste? necesitaba verte.., no sabes el día que tuve…, pero esto no es así…, por eso es muy difícil ser sumisa y muy pocas logran el matiz perfecto.

Una cosa es que te gusten los juegos de sumisión, que en verdad son hermosos muy excitantes, y otra ser sumisa, mas allá de tener un Dominante, ya que este puede irse, morirse, desaparecer o lo que sea, pero una siempre seguirá siendo sumisa.

Mi Dominante, se supone que siempre está orgulloso de mi, por que sabe que teniendo una vida e identidad propia, pudiendo tener otras cosas, halagos, cariños, malacrianza, elijo, por voluntad propia, pertenecerle El y a nadie mas. Si yo anduviera a los pies de todos, de cualquier pajillero, no solo NO seria una sumisa, sino también una arrastrada. Solo soy sumisa de mi Amo, no hay otra manera. Una sumisa, es una mujer muy orgullosa, orgullosa de todo lo que tiene, orgullosa de su condición.

Tengo el poder, se trata de esto, de la entrega de poder. Soy poderosa, autosuficiente, inteligente, me amo, mando sobre mi vida, cuídense hasta los que están lejos de mi. Luego, decido entregar todo esto, y ese es el orgullo del verdadero Amo, el orgullo de poseer a alguien que VALE, no a una tarada inferior. Yo entrego esto, a un hombre, no por que sea superior o tenga un poder superior, si no por que yo lo permito... yo lo doy... eso es entrega.

Rendición no es entrega, rendición es haber perdido una batalla y esto es todo lo contrario a una batalla, es una búsqueda, te busco... te encuentro... eres tu.. te esperaba, para darte todo lo que soy y me alegro que hayas aparecido en mi vida, eso mismo es, no una derrota... es un milagro!

Una derrota, como fantasía la acepto, como una princesa que cae en manos de un bárbaro, pero no como una realidad de adultos.

La sumisión es linda, bella, hermosa, ningún Dominante que no haya pasado por este rol, podrá jamás ni imaginarlo. El Dominio se siente como algo extraño, pero bello a la vez, que te va ganando, que te están SOMETIENDO, es como un imán seductor, pero ojo, a veces se siente esto por alguien que no es el indicado, y ahí es donde hay que tocar retirada.

Autora desconocida
Texto recogido del blog de Master Hedon

*Este es el sentir de una sumisa, de muchas sumisas y... también mi sentir.
kaya

Göran Lindberg

En medio de una gran cobertura mediática comenzó este martes el proceso en contra del ex jefe de policía, Göran Lindberg, en el juzgado de Södertörn, en Estocolmo. Las pruebas y los testigos se han ido acumulando, en el transcurso de la investigación policial, y el fiscal cuenta además con pruebas físicas, como es el caso de la “valija de sexo”, que Lindberg portaba consigo en el momento de su detención.
Como salido de la más sórdida novela policial de Stieg Larsson es Göran Lindberg, de 64 años, quien se ganó el apodo de “Capitán Pollera”, debido a su arduo trabajo por la equidad de sexos, distinguiéndose en conferencias y en programas especiales destinados a la igualdad de género, dentro de la academia de policías. Incluso se ganó en ciertas ocasiones las burlas de sus colegas, quienes le pusieron el apodo. Sin embargo, las fehacientes pruebas de la fiscalía hacen suponer que detrás de la personalidad pública de Lindberg se escondía un personaje enfermo con desviaciones sexuales sadistas y con rasgos de pedofilia y de proxenetismo.
El caso ha despertado el interés de la opinión pública, sobre todo de parte de los antiguos colegas y colaboradores de Lindberg en la lucha por la equidad de género, quienes han declarado que “se sienten completamente engañados”. Sin embargo, este no entiende los cargos que se le imputan, e incluso se ha mostrado jocoso, al ser preguntado acerca de su relación con diferentes jóvenes mujeres, declarando, en las interrogaciones: “Yo las apoyo y siento que hago cosas positivas para ellas”.
Sin embargo, las jóvenes, que se transformaron en sus víctimas, hablan de otra realidad. Una joven de 17 años ha declarado que Lindberg, antes de violarla, le tapó los ojos con una venda. A pesar de que la muchacha le pidió, sollozando, que la dejara en libertad, el hombre perpetró la violación. “Estaba completamente destruida”, ha declarado la joven. Lindberg niega el hecho.
Sin embargo, la joven de 17 años no es la única testigo, 11 mujeres han contado sus experiencias con el hombre, que durante años se aprovechó de ellas, satisfaciendo sus fantasías sadomasoquistas y vendiéndolas a otros hombres, que también se aprovecharon sexualmente de ellas. Todo, según la investigación policial.

Lindbergh era conocido, entre sus víctimas, por ser muy grosero. Escupía a las mujeres en la cara, llamándolas “puta” y “perra”. “Se notaba en su forma de ser, que no era bueno”, ha dicho una de las testigos. “Él era muy hosco y desagradable”, ha afirmado otra.
Fuera de los testimonios de las jóvenes, la fiscalía tiene a su haber una gran cantidad de grabaciones de conversaciones telefónicas y tráfico digital. Lindberg acostumbraba encontrar a sus víctimas vía Internet.
La investigación policial en torno al caso consta de alrededor de 3.000 páginas y los encargados de ésta han recibido críticas por haberla clasificado de “secreta”, durante un tiempo. No obstante, ahora se ha hecho pública una parte de la investigación y el primer día del proceso fue público, sin embargo, la corte decidió continuar a puertas cerradas.

Sea como sea, la doble naturaleza de Lindberg aparece cada vez más clara. El expolicía era consciente de la envergadura de sus crímenes, y de que tarde o temprano sería descubierto.
- Seguramente me van a juzgar. Un montón de personas van a decir: “como pudo él” y: “seguramente todo era una farsa”. Yo pensé que okay, entonces yo tomaré esa discusión, declaró el imputado en las interrogaciones.
Sin embargo, Lindberg no considera que tenga una imagen marcadamente negativa respecto a las mujeres.
- La mayoría de las veces yo experimento que hemos tenido una relación bastante equiparada, auque yo he pagado por el sexo, ha dicho.
No obstante, la versión de las víctimas difiere considerablemente con lo declarado por el ex policía. Una joven declaró, durante la investigación policial, que Lindberg la encadenó de manos y pies a una cama, antes de violarla. Otra de las afectadas contó que el hombre la agarró de la garganta, la golpeó y usó diversos artilugios sexuales con ella. Sin embargo, el ex policía se defiende diciendo que todo lo que él hacia, era “en términos graciosos”.
Para la opinión pública la actuación de Lindberg es algo incomprensible. El hecho de que un respetable y alto jefe de la policía que durante el día impartía cátedra acerca de la igualdad de género, al llegar la noche se transformara en un sádico violador. El entender como puede ocurrir un cambio así, a un personaje así, es prácticamente imposible, declaró a la prensa Martin Grann, sicólogo a cargo del departamento de desarrollo personal de la atención penitenciaria.
- Es incomprensible. Uno se pregunta como él se ha mantenido, interiormente, respecto a esto. Está muy claro que ha estado consciente de lo contradictorio que son estas actitudes, afirmó Martin Grann, después de leer parte de la investigación.
El profesional, al igual que otros expertos, piensa que, en cierta forma, el interés del ex jefe de policía por trabajar en temas de equidad de género era una forma de hacer penitencia por su comportamiento insano y sádico.
- Entre dos y tres por ciento de todos los suecos tienen claras fantasías sexuales sadistas. Esto significa que se goza sexualmente al hacer daño y al humillar a otras personas. Las declaraciones de las víctimas sugieren que este es el caso de Lindberg, explicó Martin Grann.

En el momento de su detención, el ex policía se había citado con una niña de 14 años. En su maletín llevaba diversos artilugios sexuales, esposas de metal, látigos y correas de cuero, dildos y Viagra. Por este motivo se le acusa también de planear la violación de una menor de edad.
Lindberg declara ser inocente de todos los cargos que se le imputan reconociendo sólo haber comprado servicios sexuales.
Se calcula que el proceso - que constituye el mayor escándalo del cuerpo policial sueco de la historia - se prolongará por diez días. Lindberg arriesga ocho años de prisión.

Por Marisol Aliaga
Estocolmo/2010


Göran Lindberg, ex jefe de policía, durante su proceso.
Niega los cargos en su contra.
“Yo ayudo a las mujeres”, dice el presunto violador.

Estrategia del Dominante

El ser dominante ha de ser un perfecto estratega en tres campos fundamentales Psicológico, Sentimental y Emocional, además de un buen artesano que sea capaz de moldear a sus seres sumisos teniendo en cuenta sus deseos, límites y los suyos propios.

*Psicológico
Un buen Dominante ha de saber mantener a sus seres sumisos siempre en alerta sin que ello les cause tensión bloqueada, saber administrar las emociones y deseos de sus seres sumisos. Jugar con los grados de dolor y excitación conjugados en tiempo de duración de los mismos. Un ser sumiso es un ser humano no una maquina de ejecutar.
Saber compensar la voluntad en obedecer y el aguante en la acción. Humillar a un ser sumiso ante el fracaso de una tarea no lo hará mas fuerte y se perderá. La humillación ha de ser siempre en un campo controlado en caso contrario podemos caer en acciones no deseadas.
El riesgo excita pero se saborea saliendo airoso de esa situación. El riesgo convertido en fracaso es peligroso mentalmente. Muchos Dominantes inexpertos creen que la situación de riesgo ha de ser total para que exista, pero se olvidan que el placer del juego son sensaciones que se obtienen del ser sumiso. El crear esa situación de riesgo en la mente del ser sumiso, sin que exista peligro alguno, nos devolverán esas sensaciones aumentadas por nuestro propio éxito al crearlas.
Nunca se deberá menospreciar o despreciar al ser sumiso que con tanta bondad y amor en la mayoría de los casos esta entregando. No olvidemos que los daños psicológicos son mas permanentes, dolorosos y peligrosos del juego. El ser sumiso esta entregando lo mas importante de su existencia, su propia vida en cuerpo y alma, valoremos esa acción como se merece, con nuestro mas grande respeto y admiración.
Ante situaciones en las que el ser sumiso puede derrumbarse, ayudémosle, bajemos del pedestal de Dominante y recuperemos a los dos seres humanos que iniciaron el juego. No es muestra de debilidad la compasión y la ayuda, sino todo lo contrario, hace mas fuerte y presente al Dominante. Un azote puede ser la caricia mas deseada y un beso el gesto mas doloroso, sepamos como administrarlos.

*Sentimental
Este campo es de muy difícil control por parte de los seres sumisos y los Dominantes. Se entremezclan muchas dudas, preguntas sin respuestas y sobre todo saber separarlos en los momentos adecuados.
Si conocéis este mundo os daréis cuenta que en nada puede hacerse una regla única, todo tiene variaciones, matices y texturas, eso ocurre porque el juego realmente esta en la mente de los que juegan.
Si cada ser humano es diferente y el juego es a dos mínimo, ¿como establecer un denominador común que los identifique?. Imposible, porque además el juego del BDSM tiene disciplinas y especialidades bien diferenciadas. No es lo mismo el Spanking que el Bondage, aunque estén tan cerca uno del otro.Los sentimientos pueden desde un primer momento marcar la diferencia de la relación entre un ser sumiso y un Dominante.
Siempre es necesaria la atracción entre los dos pero también puede ser amor, por parte del ser sumiso hacia el Dominante, en la mayor parte de los casos no correspondida como enamoramiento pero si con cariño y respeto a esa situación. Otras veces el ser sumiso ha de ir con cuidado y no confundir la autoridad y seriedad del ser Dominante con las frustraciones mentales de este hacia los débiles descargadas en forma de juego BDSM para liberarse de las mismas convirtiendo el juego en una terapia excesivamente dolorosa y traumática para los seres sumisos.
Cuando los sentimientos dominen el juego este habrá terminado. Una de las partes fundamentales del Juego BDSM es el total control de los mismos por parte del Dominante, pero jamás la ausencia de ellos. Es difícil arrancar lágrimas y verlo como un acto de la mas elevada belleza tanto en quien las derrama como en quien las provoca. Sin embargo es en estos gestos en los que se basa el juego.
Cuando el ser Dominante golpea con su mano desnuda o con el látigo las nalgas de un ser sumiso sabe que está haciendo daño, escucha sus quejidos inevitables, ve las marcas enrojeciendo la piel y continua una y otra vez hasta el límite que ha sido prefijado, no importa si es como castigo o como medio de excitación. ¿No existen sentimientos en ese acto? ¿que provoca en las mentes de los seres sumisos? y ¿en las de los Dominantes? Sentimientos casi en estado puro, no la ausencia de los mismos, por ello hay que saber controlarlos y no dejarse llevar por esas admirables sendas de la pasión sin saberlas domar.
Cada golpe envuelto en el doble sonido del mismo en si y del que produce el ser sumiso es observado por el Dominante como si ofreciera la mas dulce de las caricias sabiendo que es así como las recibe el ser sumiso. Duele, claro que duelen esos azotes y mucho, pero excitan, se saborean y degustan provocando la excitación y en muchos casos la erección potente o el torrente de flujos. Ambas cosas es lo que se busca, potenciar la excitación, enervar la libido y ver las puertas del éxtasis cerca, tan dolorosamente cerca y expuestas al control total del Dominante que aun las hace mas deseables y bellas. Si, ese es el principio fundamental del ser sumiso, perder el control de si mismo, estar totalmente entregado a la decisión y voluntad del Dominante.

La rebelión de sentimientos que ello provoca en el ser sumiso hace muy difícil esa entrega del principiante. Mucho tendrán que hablar, practicar y mejorar ambos para que esa comunión de sentimientos converjan en los mismos deseos. A eso también se le llama Adiestramiento.
Adiestrar no es solo enseñar a que un ser sumiso haga las cosas como le gustan al Dominante, va mucho mas allá de esa simple apreciación. Hay que indagar en la mente del ser sumiso porque mayoritariamente se encuentran dos elementos casi invariables, la inexperiencia y el desconocimiento de esas sensaciones culpadas por la sociedad que tan horribles y despreciables sentimientos se arraigan dentro de ellos.
El ser Dominante en realidad es experto, porque se nace, con la experiencia se mejora y pule como los diamantes, ¿no es delicioso ese brillo en los ojos del Dominante que destella ante su ser sumiso?, y que decir tiene de esa sonrisa segura y lacónica que por arrogante e irónica enervan los sentidos el deseo BDSM.

*Emocional
Muchos pensareis que la emoción es una parte de los sentimientos, y así es, pero tiene un caudal propio que hay que regular. La emoción no puede cabalgarse sin control, es un duro enemigo del Dominante y el culto del ser sumiso. Cuando la emoción invade la mente puede descontrolar los actos, desmesurar las medidas y eso solo significa peligro para el ser sumiso que tan dócilmente esta entregado.
Abre las sendas de los remordimientos en los Dominantes. Si, también son humanos a pesar que no lo aparenten, también necesitan encontrar sentido a sus actos, a sus decisiones, a sus castigos, a sus propios instintos para conseguir diferenciar que el papel que ellos interpretan en el juego no invade las emociones de su propia vida y existencia.Saber diferenciar entre los azotes de castigo y las nalgadas de premio.
Esa emoción que invade el alma ante tan bella entrega, ante tan delicada piel expuesta, ante tan exquisito paisaje que con el que es deleitado por los seres sumisos, esa es la emoción que a veces desbordaría a raudales la fuerza de los golpes, como lo hacen las dilatadas sonrisas de los niños corriendo hacia los brazos de sus padres. Esa es la demostración de las emociones que hay que controlar y administrar en todo momento en una sesión. Si no jugásemos con elementos peligrosos podríamos darles rienda suelta, pero aun así muchas veces dejamos el orgasmo acumulado como final del juego para así liberar las tensiones acumuladas y disfrutar con mas libertad de los sentimientos y las emociones.

Autor : Didak

Milagro

A través de mi brotan voces prohibidas,
voces del sexo y del apetito,
voces veladas y yo aparto el velo
voces indecentes, clarificadas,
transfiguradas por mí.
Cubro mis labios con la mano,
Me conservo tan puro en las entrañas
como en la cabeza y el corazón,
La cópula no es para mí más vergonzosa
que la muerte.
Yo creo en la carne y en los apetitos,
Ver, oír, tocar, son milagros,
y cada parte de mí es un milagro.

Fragmento de "Canto a mi mismo"
de Walt Whitman