Seducir en la D/s

Tiene que haber seducción en todo lo que hacemos. La dominación sumisión es pura seducción. Nada se hizo en un día, hay que tener la paciencia para conocer al otro a través de pequeñas charlas, con frases salpimentadas que siguen el ritmo de una conversación normal, una forma de sentir al otro sin tenerle físicamente cerca y sin embargo sentirlo. El inicio de la conquista es la ligereza de conversar, de leer los pensamientos del otro, hacer que tu alma y tu cuerpo se acostumbren a querer. Es un alimento dado lentamente, a través de los momentos dedicados al cuidado del otro y así llegar hasta ese lugar deseado. Sabemos que el inicio es importante, donde hay que dar la pauta con delicadeza para que la sumisa poco a poco se vaya haciendo a ese instante donde se arrodille para recibir el collar y darse en sumisión. Es un momento mágico donde se establece la confianza de manera que la entrega sea plena, su alma libre y limpia de miedos y recelos, y perciba que su entrega es algo que los dos desean. La seducción debe hacerse pensando que es algo que no se acaba en la primera tempestad porque lo que se espera al final es algo bueno, duradero y sin deshonra.

El pulidor de esa joya que le entrega el alma humilde y servil debe tener especial cuidado y observar donde comenzará su trabajo, debe tener la paciencia para no estropear el brillo y no desperdiciar la piedra bruta al tallarla. Debe tener en mente siempre que una mujer sumisa tiene su alma sensible justamente para desprenderse de todo lo que impida realizar completamente su sumisión, y cuando se entrega lo deja todo a un lado, olvida todas sus reservas para poder estar allí siempre dispuesta para su hombre, su dueño. Ante una mujer que se postra a sus pies, un dominante de verdad la mantendrá fuera de traumas y miedos, y le dará la completa seguridad tanto física como emocional.

Cuando una sumisa mantiene su alma luminosa, sin recelos, sonríe a su maestro como la niña que se alegra en el alma por lo que recibe, y que lo es por derecho, se hace merecer el amor recibido. Soy tímida, pero hoy ya no lo veo como un problema de mis miedos. Tengo barreras que pueden ser derribadas con paciencia y cariño. No necesito ser libertina. Ese modo mío de ser también será bien visto por la persona a la que me entregue. Sabrá amoldarme para él y tendrá la seguridad de que mis acciones serán las correctas en integridad y por el respeto que me merece su nombre, "mi dueño", así como también espero que él honre su nombre para no romper las cadenas de mi sumisión. Nada peor que sentir un collar pesado porque el dominante no cuida su nombre y no actúa como tal. Debemos ser siempre nosotros mismos, no dar la impresión de lo que no somos. No se puede fingir ser otra persona durante mucho tiempo, y todo lo más que conseguirá será causar incomodidad al otro, y la imagen pasada no se podrá cambiar.

Toda relación es trabajosa. De entrada el conocerse, y después mantenerla. Muchas personas piensan que como se hizo el vínculo ya tienen al otro y pueden quedarse así sin hacer nada más. Esto es un engaño. Nada se mantiene si no se conquista diariamente. Tenemos que mantener la atención mirando al otro y también mirándonos a nosotros mismos y así estaremos haciendo esa conquista diaria que nos mantenga unidos. Tenemos que estar presentes en nuestra vida y también en la del otro. Tenemos que estar completos para no convertirnos en vampiros que solo sustraen la sangre del otro sin dar nada a cambio. No podemos dejar abandonado y solo en vida a quien queremos pertenecer.

Muchos dominantes son capaces de cualquier cosa en la fase de conquista, pero enseguida cambian el agua por el vino cuando ya la tienen. Cuando la sumisa siente eso, pierde sus deseos y la intensidad en su entrega. Muchas veces hará aquello, pero donde antes había placeres ahora sentirá una obligación y deber de estar allí. Tienen ese sentimiento de abandono, como si ya nada más importase. El dominante ha sido incapaz de poseerla como su mayor bien. Conquistó, pero por su incapacidad no consigue mantenerla, no conocerá el alma que se entrega con fuerza diariamente y que cada día lo hace con más perfección, amor y confianza. Conquistó, pero la habrá perdido por sus defectos e incoherencia, porque siempre cometerá el mismo error que ya pudo haber cometido en el pasado, y nunca sabrá lo que realmente es tener una mujer entregada y llena de deseos. Conquistó, pero perdió lo mejor, que es la entrega plena, se mostró como un dominante incapaz, sin capacidad para seducir a la mujer entregada. Nada fluye solo a merced del viento y sin acciones. Y el viento también cesa.

La seducción, el mejor condimento, el afrodisíaco para una pareja bien cuidada, en la que la sumisa sentirá deseos de entregarse a su dueño sin necesidad de estar pendiente de sí misma a cada minuto porque él le aporta el equilibrio y confianza necesarias.

No estoy buscando a alguien que venga para sacarme mis deseos y después de poco tiempo acabe con ellos. No quiero ser un instrumento para provocar la liberación de semen. Esto no alimenta el alma, es un comportamiento que solamente quita la ilusión y tras eso el vacío para quienes lo hayamos vivido. Quiero la conquista de los cuerpos, el sabor de la seducción, la certeza en la entrega, la luz en el alma, la conquista diaria, la entrega con sabor de pasión que me haga adorar al hombre por el valor de su carácter. Encuentro de almas en busca de un mismo camino. Teniendo eso, me arrodillaré y entregaré a ese hombre mi alma y acataré todos sus deseos y sus órdenes, danzaré al son del látigo que está en sus manos y tendrá mi cuerpo en sumisión.


Texto original en portugués de _lua_ de Hägar.
Traducido por Gabrel

6 comentarios:

Farid dijo...

Uno de los textos más interesantes que he leído en mucho tiempo.
Una lectura recomendable para Dominante y dominado, especialmente antes de iniciar cualquier relación.
Un saludo y excelente blog.

Anónimo dijo...

Si tu me dejaras... sería un placer seducirte...
No te dañaran mas, yo me ocupo. Y no te quites la pulsera... te dará energía.
Un beso y un azote.
M.D.

alexia {All} dijo...

Me resulta muy grato leer esta entrada kaya, se deja muy claro lo que de verdad debe primar en toda relación D/s, ojala que esta dulce sumisa encuentra lo que busca y sobre todo que valoren su entrega porque es sinceramente magnifica.
Besitos de canela desde mi orilla.

kaya dijo...

*Farid, pienso lo mismo. Comparto hasta la última coma de este escrito es por eso que lo he colgado aqui... y ahora.
Gracias por la visita y por comentar.
Un saludo afectuoso

*M.D. ...eres un revoltoso... :P
Un besito

*alexia {All}, cariño, parece ser que lo ha encontrado. Ella escribió este texto hace tiempo.
En su día fué ella la que sentía asi. Hoy soy yo y le he "robado" estas palabras porque al leerlas pensé "Podría heberlo escrito yo ahora, en este momento" (pero por desgracia, no se me dá bien escribir)
Sobre todo la parte de:
"... quita la ilusión y tras eso el vacío"

Gracias por tus besitos tan dulces. Muchos besos también para ti, cariño y... gracias por venir :))

sumisa g dijo...

el vacio.... , es que algunos Dominantes no desean tener la responsabilidad de una sumisa y parece increible lo q te te pueden decir : "no quiero malos rollos" ese mal rollo que ellos dicen significa: no te acostumbres a mi , no te apegues a mi ,hya algo medio frio en eso,"solo te digo para no hacerte daño" , entonces parece que no quisiera realmente que te entregaras : esa es mi lectura emocional ¿como una sumisa puede entregarse realmente con ese mensaje? ( esto lo escribo no por una experiencia actual sino de antes)

Un beso y abrazos

kaya dijo...

sumisa g tienes toda la razón.
Y si encima algo asi pasa despues de tiempo, la sumisa se pregunta "¿y me lo dices ahora?"
Y la sumisa, decepcionada, debería darse la vuelta y abandonarlo.
Y, superada la decepción pero con la satisfacción de haber estado en su sito y la conciencia mas que tranquila, debería seguir buscando a ese Amo que valore su entrega y que camine orgulloso de su propiedad por el bello camino de la Ds.

Cariño...lo que no nos mata, nos hace mas fuertes y... la vida sigue ;))

Un besote muy grande con abrazo y gracias por pasarte y comentar :)