Esta Navidad...


... prepararé una rica cena para mi Amo y...

... ojalhá piense que merezco un premio!! :))

* * * * * *

A tod@s mis amig@s....
a tod@s los que pasais por aquí...


kaya

Gracias...

Una vez mas me has demostrado que estás a mi lado...
que puedo contar contigo.
Muchas gracias, mi Dueño... mi Amo-r.
Cada día que pasa te quiero mas.
GRACIAS


Video: Gracias - Tamara

Hasta pronto, Darksabbat !!

Siento profundamente haber leido este post en el Blog de Dávide :


"Debido a los últimos acontecimientos,
nos vemos obligados a replantear nuestras actividades"


Sabemos que es muy probable que la policía tenga conocimiento de esta página, y la revise. Desde aquí queremos hacerles saber que, en efecto, existen personas interesadas en reunirse para compartir sus gustos por actividades BDSM. Y que las mismas se llevan a cabo entre personas adultas, con su pleno consentimiento y sin incurrir en ninguna violación de las leyes o la libertad individual…

Como han podido comprobar los agentes, en la reunión en la que se presentaron no había más que unas cuantas personas adultas, en perfecta posesión de sus facultades, y en actitud tranquila. De hecho, el que nos permitieran continuar con la reunión fue una admisión de que no había nada ilegal en ella.

No sabemos si la policía actuó por iniciativa propia o por una denuncia de alguien. Cuando lo sepamos, lo diremos. Por ahora no tiene sentido especular.

Como todos saben, la reunión fue privada. No obstante el aspecto del ático, no se trata de un local público, sino que hay que estar apuntados en una lista, y haber tenido un contacto personalizado con nosotros para ser admitidos.

Además, el local es privado, y aunque dijeron lo contrario, los agentes saben que no tenían derecho a entrar sino con nuestro consentimiento.

Puedo entender que la policía tenga el deber de investigar, ya que es su trabajo, y somos los primeros interesados en que grupos que realicen actividades ilegales o no consensuadas sean borrados del mapa o, por lo menos, que no sean relacionados con el BDSM.

Lo que evidentemente no vamos a hacer es exponer a nuestros amigos a que les visite la policía durante una reunión, cuando la idea es que nos podamos sentir completamente a nuestras anchas.

Dicho esto, estamos buscando vías idóneas para seguir reuniéndonos.
Nuestra idea, como ya lo sabéis los que nos habéis seguido, es realizar actividades “de amplio espectro”, que abarquen desde reuniones “para jugar” hasta “actos culturales”.
Que responda a la mayor variedad de gustos e intereses que sea posible.
Que puedan aprovechar el sitio, además de nosotros mismos, desde parejas deseosas de intimidad hasta muchos otros “colectivos” relacionados con sexualidad “no-convencional”, siempre dentro del respeto y las normas que todos conocemos.

Nuestro entusiasmo no ha decrecido.
Sigue pendiente de más novedades.


DarkSabbat, eventos BDSM
El blog de Davide
http://www.darksabbat.com/davideblog/

¿Sumiso de nacimiento?

Quiero contaros en este texto desde cuándo soy sumiso y la importancia que tuvo la televisión en despertar mi manejable y dócil conciencia de siervo. En cualquier caso, creo que soy sumiso desde el principio, desde que es posible serlo. No puedo tener en cuenta una fecha más o menos precisa, pero sí un acontecimiento, y en mi caso este hecho estaba íntimamente ligado a la televisión en blanco y negro que veía junto a mis amigos. Correría el año 77 o 78 cuando viendo una serie de televisión recibí, con el misterio de un ángelus, el primer aviso. Yo, por aquel entonces, no recuerdo ni siquiera si me masturbaba, supongo que no. Se trataba de una serie de dibujos animados, una versión muy libre de Tarzán. En un momento dado, el héroe de la serie cayó atrapado en las redes de unas mujeres dominantes y poderosas llamadas amazonas (ya dije antes que era una versión muy libre). De pronto, en una secuencia, aparecieron unos hombres encadenados a los remos de un barco que eran hostigados y apremiados a latigazos para que remaran. En ese momento me llegó el mensaje, miré a mis amigos y comprendí que no veían lo mismo que yo, a mí me recorría el cuerpo, desde la cabeza a los pies, un escalofrío electrizante que me dejó hipertenso para el resto de la tarde. No quise darle más importancia, tampoco podía comparar con otras sensaciones, pues a tan corta edad no tenía ningún precedente con el que establecer analogías, ni tampoco una razón para explicar lo que me había ocurrido.
El siguiente mensaje fue a través de Star Trek, un capítulo que vi por casualidad, tendría unos doce años. Uno de los personajes femeninos, abducida por no sé qué poder externo, era capaz de subyugar a cuantos quisiera con la fuerza de su voz y de su mirada. La pobre no era dueña de sus actos, pero hizo que uno de los tripulantes de la nave se arrodillara ante ella, nunca lo olvidaré, le dijo: “arrodíllate a mis pies, arrodíllate ante mí” esa vez ya no es que fuera un escalofrío, directamente experimenté una erección equina que me hizo relinchar como un garañón lorquiano.
La contemplación de estas dos escenas fueron las que me avisaron a mí mismo de lo que era.
Finalmente, esto ya en la en la adolescencia, cuando ya tenía muy claro que era sumiso, llegó la gran Diana, la mala malísima de V, la lagarta más perversa de la televisión. Su cara me fascinaba, su poderosa mirada (también resultaba enigmática e interesante con gafas), su sonrisa perversa, y esos dos preciosos glúteos que tanto marcaba y en los que tantas veces he deseaba depositar mis besos. Muchas de las secuencias en las que participaba la lagarta Diana contenían, a mi juicio, una poderosísima carga erótica, que en ocasiones me llevaban al borde de la ignición. Pero, como ya digo, en aquel momento ya sabía lo que era, ya no me sorprendía por la reacción de mi propio cuerpo, algo que sí ocurrió en las dos experiencias anteriores, cuando todavía era un niño.

esclavo res

*Gracias res, por tu escrito y por querer compartirlo conmigo y con tod@s en mi blog. Un besito :)

Actúa

El 1 de diciembre es el Día de la lucha contra el SIDA y el 20 aniversario de la primera respuesta global ante el VIH. Bajo el lema “Actúa. Detén el Sida. Unidos podemos”, las redes globales de VIH-SIDA hacen un llamamiento al liderazgo personal, social y político ante los restos y desafíos que nos plantea esta pandemia.

Liderazgo significa invertir a largo plazo en una respuesta mundial al VIH-SIDA, aumentando el acceso a los medicamentos, los cuidados, los métodos de prevención, y combatir el estigma y la discriminación que aún hoy sufren las personas seropositivas. Liderazgo también significa encontrar las maneras de mejorar nuestra respuesta por medio de la investigación y la innovación. Liderazgo es que en épocas difíciles, como la actual, no nos apartemos de nuestros compromisos. No podemos, ni debemos olvidar que el SIDA sigue siendo la cuarta causa de muerte en el mundo, y la primera en el África subsahariana. Hoy, 33 millones de personas viven con VIH y al menos 7.500 se infectan cada día. Por cada dos personas que empiezan terapia antirretroviral, otras cinco se infectan por el VIH.

Si queremos cambiar el curso de los acontecimientos, tenemos que conseguir una mayor eficacia en la prevención de las nuevas transmisiones. No hacerlo supondrá que los costes para abordar la epidemia del SIDA serán insostenibles. Como insostenible es la actitud de distintas jerarquías religiosas, entre ellas la católica, o la de políticos ultraconservadores manteniendo aún su condena al uso del preservativo, cuando no sembrando dudas acientíficas sobre la efectividad del método más eficaz para prevenir el VIH. Esta actitud sólo puede calificarse de irresponsable, pues con ello están coadyuvando a la extensión de la pandemia y poniendo en grave peligro la salud pública de toda la ciudadanía.

En la pasada Conferencia Internacional del SIDA celebrada en México pude comprobar cómo el machismo, la homofobia, la transfobia y el racismo son un caldo de cultivo que también ayudan a la extensión del VIH, por lo que trabajar para combatir estas fobias es una forma eficaz de prevenir el VIH y el SIDA. En esta misma Conferencia el Gobierno de España anunció que incluirá a principios de 2009 la cirugía reparadora de la lipoatrofia facial en la cartera de servicios del Sistema Nacional de Salud. Una medida que sin duda ayudará a reducir los niveles de discriminación y el estigma de que son objeto las personas que viven con el VIH. Hay que decirlo alto y claro: en tanto no se encuentre una vacuna eficaz para prevenir el VIH, condón, condón y condón.

Publicado por Pedro Zerolo en su Blog

Con más de una...

En buena medida, por razones sociales y educacionales los hombres somos más dados a presumir acerca de nuestras fantasías sexuales. Lo hemos ido haciendo desde que nos masturbábamos con acierto las primeras veces, cuando junto con amiguitos y compañeros de escuela veíamos las primeras películas pornográficas, cuando conseguíamos nuestro premio social por ‘llegar más lejos’ en los ligues, cuando fuimos de los primeros en perder la virginidad...

Algo muy habitual entre los hombres, algo que nos excita, es ver y estar con dos mujeres teniendo sexo; y si entre ellas tienen sexo, lo consideraremos como una experiencia inigualable y una fantasía cumplida. Que podamos escoger entre varias mujeres, mezclar dos tipos opuestos de mujer que nos atrae, forma parte de nuestras aspiraciones comunes de realización sexual.

Las mujeres nos resultan sexualmente más atractivas que los hombres, el cuerpo femenino resulta más estético y fantaseamos hasta despiertos con una mujer de cuerpo esbelto y suave en la cama. Hay mucha excitación cuando vemos dos mujeres besándose, acariciándose... hay un trasfondo voyeurista observando esos intercambios íntimos entre dos mujeres, nos gusta ver todo el proceso de caricias, intercambios, gemidos… hasta que una mujer llega al orgasmo.

Añadamos a esto una dosis de dominación erótica en la escena sexual, muy influenciada por la literatura y pornografía comercial predominante. Añade a la fantasía mujeres que aparecen subyugadas y humilladas, usadas sexualmente en la forma y capricho del hombre que posee a las mujeres. Así son muchas de nuestras fantasías masculinas más atrevidas.

En el caso de bastantes hombres hay también mucho de morbo lésbico y mucha egolatría con este tipo de fantasías. Sucede cuando piensan que no son suficientes dos mujeres teniendo sexo, que esas mujeres no están disfrutando como disfrutarían estando y follando con él. También aquí la pornografía contribuye a fortalecer esta fantasía, imaginándose a las mujeres poseídas por el sexo, empujadas por un impulso irresistible a arrojarse sobre su polla.

Luego están esos que llevan al extremo su atrevimiento y piensan que las mujeres son depravadas, perversas, putas, insaciables, siempre dispuestas, vulnerables para cualquier hombre, cachondas, ninfómanas y ardientes. Y claro, tanta lindeza requiere del arte de la dominación y aparente supremacía masculina sobre el sexo femenino, y aquí los hombres son los maestros, los amos, los señores del sexo, mientras que las mujeres son las esclavas que sólo merecen ser castigadas, dominadas, humilladas verbal y físicamente.

En contraposición a todo lo anterior, circula por la Red un Estudio cuyos resultados ponen de manifiesto que a las mujeres lo que les excita es – y lo escribo en orden de más habitual a menos - ver a un hombre masturbándose, interactuando sexualmente con una mujer, también el sexo en grupo moderado (referido a dos hombres y una mujer), sexo en grupo explícito (o sea, tres hombres y tres mujeres), sadomasoquismo moderado y sadomasoquismo duro, y las relaciones homosexuales masculinas.

O sea, que la megafantasía masculina no aparece en el escenario femenino por ninguna parte. ¡! Pues muy triste la verdad ¡!. Al final resulta que con tanta fantasía masculina lo que ganamos es una gran miopía sexual.

En nuestro mundo BDSM es habitual que, especialmente al comienzo de un vínculo con una sumisa, muchos dominantes le expresen su interés en tener un encuentro sexual con otra sumisa y montar su trío particular. Esto es más frecuente entre los dominantes inexpertos que recién se inician. Se muestran a sí mismos como unos golosos delante de un escaparate de dulces… y su egolatría los delata.

Algo que me resulta particularmente escabroso y sin sentido es cuando un dominante encarga a su sumisa que busque una segunda. Las experiencias que he conocido no han estado precisamente cargadas de buenos propósitos, al contrario, se ha ocultado la pretensión del dominante de sustituir a la que ya tiene. La tarea de dominar, la química de la Dominación / sumisión se genera entre los dos roles, un logro en el que no interviene para nada la primera sumisa ni las loas que se puedan clamar sobre el idolatrado dominante.

Desde que estoy en red y soy conocido por mantener un vínculo estable, he recibido decenas de propuestas de un encuentro entre "un dominante, su sumisa y mi esclava", y has leído bien, yo no aparezco en la escena por ninguna parte. Decenas de propuestas de toda índole y variantes, unas más estimulantes que otras. Me he negado y he considerado una absoluta falta de respeto aquellas propuestas realizadas a mi esclava directamente por la sumisa participante, es decir, aquellas donde el dominante ni es conocido ni ha dado la cara y no ha hablado directamente conmigo; y la misma consideración he tenido de aquellas propuestas que directamente me excluyen de la sesión. Afortunadamente también hay experiencias positivas y satisfactorias que mrecen ser contadas en otra ocasión.

Así que visto lo que sé, lo que opino y a fuerza de malas experiencias he aprendido a hacer preguntas: ¿Para qué quiere el dominante una sesión de su sumisa con otra?, ¿cuáles son las inquietudes?, ¿forma parte de su fantasía dominante?, ¿es una fascinación voyeurista del dominante?, ¿es una forma de estimular la sensualidad y erotismo de su sumisa?, ¿tiene algún propósito de aprendizaje?, ¿es para que disfrute la sumisa, el dominante, ambos o todos?, ¿cómo se organiza y recrea?, ¿es una forma de favorecer el lesbianismo o la bisexualidad?, ¿o es que es la sumisa heterosexual la que siente atracción por otra?, ¿es también una fantasía de la sumisa? y ¿qué gano yo, como dominante y propietario de mi esclava, con todo esto? Muchas de estas preguntas, cuando las hago, se quedan sin responder. Entonces es cuando a tiempo, me doy cuenta, que no hay nada ni estimulante ni de BDSM en esas propuestas.

Salud,
Gabrel

Autor: Gabrel
Extraido de Trazos D/s
(un blog, para mi, mas que recomendable)

Si me nombras TÚ

Sé que existo si me nombras TÚ.
Sé que alumbro si me das tu luz.
Que si esperas llegaré puntual.
Si no llegas yo te espero igual.
Que por tu piel me pongo a caminar
en cada despertar.
Que si pides doy, si me llamas voy,
Trenzas mi voluntad.

Sé que puedo si me lo juras TÚ.
Sin tu cara siempre me sale cruz.

Si me sonríes vuelo,
si te arrodillas creo,
Si TÚ tropiezas yo caeré.
Si me perdonas nazco,
si creces yo te alcanzo
Y si me olvidas moriré.

Sé que existo si me nombras TÚ,
Que si lloras cargo con tu cruz.
Si me rindo es que no oí tu voz.
Si te duele, me desangro yo.
Que por tu piel comienzo a caminar
en cada despertar.
Que si pides doy, si me llamas voy,
Trenzas mi voluntad.

Sé que existo si me nombras TÚ,
Que sin ti seré nadie en la multitud.
Que sin ti seré nadie en la multitud.

Si me sonríes vuelo,
si te arrodillas creo,
Si TÚ tropiezas yo caeré.
Si me perdonas nazco,
si creces yo te alcanzo
Y si me olvidas moriré.


Video: "Si me nombras" Ana Belén

* * * * * *

Ayer, como TÚ dijiste, dimos un pasito mas...
Ya Te pertenecía pero hoy...
me siento mas TUYA todavía.

Sabes???...
Estoy por TÍ a puto peto... a puto saco... :))
Soy MUY feliz siendo TUYA...
Estoy loca por TÍ...
TE QUIERO cada día mas...
TE ADORO, mi AMO !!!

kaya

Monogamia

Esto es sólo una opinión, eso no significa que no pueda haber otras opciones que yo respeto, de la misma forma que pido respeto para mi opción. Mi intención es sólo la discusión más o menos racional, no puedo entender las cosas de otra forma, forman parte de mi yo más profundo.

Hay muchas variantes y formas de entender la monogamia. Pero podemos definirla como tener relaciones significativas con un solo individuo exclusivamente. Es necesario añadir que en este estilo de vida, las "relaciones significativas" pueden ser de naturaleza sexual, pueden ser para "jugar", o ambas. Esta variante define claramente las fronteras en cuanto a lo que está permitido, y no está permitido según lo acordado. Esto es lo que definiría la monogamia como verdadera.

Otra variante tiene en cuenta a sujetos de juego múltiples, pero el sexo se limita a un solo individuo exclusivamente. Esto se basa en el concepto de que el juego puede darse sin dañar la relación principal de dos individuos exclusivos, y se refuerza por el hecho de que el sexo no se practica fuera de la relación. El juego, para mí, es un placer que no es sólo sexo. Mientras que el sexo es ciertamente agradable (y casi siempre es incluido en nuestro juego), el cambio tremendo de poder durante nuestro juego lo es tanto y más. Recuerdo que éstas son mis opiniones, pero puedo decir simplemente NO, no cambiaré esa clase de energía con nadie excepto con Mi AMO, porque es algo que yo considero importante en nuestra relación y en este estilo de vida, para mí poligamia y entrega son incompatibles. Yo no podría entregar a nadie más, ese tipo de energía y menos la experiencia con varias personas y llamarme tranquilamente a mí misma monógama. Pero las opiniones pueden ser distintas, a las mías y respetables.

Alguien que tiene múltiples "parejas" sexuales, tiene la limitación de que no puede creer verdaderamente en la esencia de la dominación y la sumisión, porque eso amenazaría la relación principal, y la honestidad, el respeto y la confianza forman parte de ella. Cuando el sexo representa una experiencia profundamente personal para ambos, para Mi AMO y para mí, es algo que no cambiaré por nada ni por nadie. Hacerlo puede representar algo peligroso, tanto física como emocionalmente tanto para mí como para Mi AMO. Las consecuencias podrían ser más graves que los beneficios de un placer momentáneo. Como he dicho antes yo no podría intercambiar con otros, ese tipo de energía y experiencia y llamarme yo misma monógama. Pero las opiniones pueden ser distintas a las mías, y respetables.

Sé que esto puede ser polémico, pero tiendo a tomar una postura muy firme en este asunto. El uso de la palabra monogamia, para mí, indica una relación exclusiva con una sola persona. No tiene en cuenta las variaciones, las ocasiones especiales, las tentaciones, ni la modificación. Es mi creencia que si creo en el concepto, debo respetar a Mi AMO, y él debe respetarme a mí, hasta que la relación finalice o cambie.

A.S.
Un Rincón del Paraíso

Pareja ideal vs Pareja real


Cuando las personas se encuentran con dificultades en la relación, tienden a culpar a su pareja. Ven claramente cual es el cambio que necesita hacer el otro para que la relación funcione, pero les es muy difícil ver que es lo que ellas hacen para generar los problemas, es muy común preguntarle a una persona en una sesión de pareja:
¿Que te pasa?
-Lo que me pasa es que él no entiende...
Y yo insisto:
¿Que te pasa a ti?
Y ella vuelve a contestar:
-Lo que me pasa es que él es muy agresivo.
¡Y yo sigo hasta el cansancio...! ¿Pero que sientes tú?¿Que te pasa a ti?

Y es muy difícil que la persona hable de lo que le esta pasando, de lo que esta necesitando o sintiendo. Todos quieren siempre hablar del otro.
Es muy diferente encarar los conflictos que surgen en una relación, con la actitud de revisar: "que me pasa a mí", que enfrentarlos con enojo, pensando que el problema es que estoy con la persona inadecuada.
Muchas parejas terminan separándose a partir de la creencia de que con "otro", sería distinto, y, por supuesto, se encuentran con relaciones similares, donde el cambio es sólo el interlocutor.
Por eso, frente a los desacuerdos vinculares, el primer punto es tomar conciencia de que las dificultades son parte integral del camino del amor. No podemos concebir una relación íntima sin conflictos.
La salida sería dejar de lado la fantasía de una pareja ideal, sin conflictos, enamorados permanentemente. Es sorprendente ver como la gente busca esta situación ideal.
...Y cuando el señor X se da cuenta que su pareja no corresponde con ese modelo romántico, ideal y novelesco, insiste en decirse que otros sí tienen esa relación idílica que él está buscando, sólo que él tuvo mala suerte... porque se casó con la persona inadecuada. (?)
¡NO! No es así. No se caso con la persona inadecuada...
Lo único inadecuado es su idea previa sobre el matrimonio, la idea de la pareja perfecta.
En cierto modo me serena saber que esto que no tengo, no lo tiene nadie, que la pareja ideal es una idea de ficción y que la realidad es muy diferente.
El pensamiento de que el pasto del vecino es más verde o que el otro tiene eso que yo no alcanzo, parece generar mucho sufrimiento.
Quizá el aprender estas verdades pueda liberar a algunas personas de estos tóxicos sentimientos.
La realidad mejora cuando me decido a disfrutar lo posible, en lugar de sufrir porque una ilusión o una fantasía no se dan.
La propuesta es: "HAGAMOS CON LA VIDA POSIBLE... LO MEJOR POSIBLE..."
Sufrir porque las cosas no son como yo me las había imaginado, no sólo es inútil, sino que además es infantil.
Esta es pues la nueva propuesta, empezar a pensar la pareja desde otro lugar: desde el lugar de lo posible y no del ideal.
Por eso es que vamos a intentar ver los conflictos no sólo como un camino para superar mis barreras y poder acercarme así al otro, sino también como una forma de encontrarme con mi compañero, y por supuesto, a partir de lo dicho, como un camino para producir el transformador encuentro conmigo mismo.
Estar en pareja ayuda a nuestro crecimiento personal. La relación suma, por eso vale la pena.
Vale... la PENA (es decir, vale penar por ella). Vale el sufrimiento que genera; vale el dolor con el que tendremos que enfrentarnos, y es valioso porque cuando lo atravesamos, ya no somos los mismos, hemos crecido, somos más concientes, somos más plenos.

Jorge Bucay

Esclava mía


ESCLAVA mía, témeme. Ámame. Esclava mía!
Soy contigo el ocaso más vasto de mi cielo,
y en él despunta mi alma como una estrella fría.
Cuando de ti se alejan vuelven a mí mis pasos.
Mi propio latigazo cae sobre mi vida.
Eres lo que está dentro de mí y está lejano.
Huyendo como un coro de nieblas perseguidas.
Junto a mí, pero dónde? Lejos, lo que está lejos.
Y lo que estando lejos bajo mis pies camina.
El eco de la voz más allá del silencio.
Y lo que en mi alma crece como el musgo en las ruinas.

Pablo Neruda


*Hoy es día 12... gracias por 15 meses mágicos, mi Dueño.
TE ADORO
kaya

"O´Fortuna" de Carmina Burana

Oh Fortuna,
como la luna
variable de estado,
siempre creciendo
o decreciendo;
oh vida detestable,
ahora la oprime
después la cuida
con un juego, a la fuerza de la mente
a la pobreza
al poder
disuelve como a un hielo.

Suerte, inmensa
y vacía
eres tu, rueda inestable
manteniéndote mala
la salud es vana
siempre se puede perder;
cubierta de sombras
y de velos
también a mi me brillas;
ahora en el juego,
la espalda desnuda
llevo, por tu villanía.

La suerte de la salud
y de la virtud
me es ahora contraria;
está conduciendo
y lastrando
siempre compulsiva.
En esta hora,
sin tardanza,
amarrense las cintas con el corazón,
porque por la fortuna
derriba al fuerte,
lloren todos conmigo.


Video: "O´Fortuna" de Carmina Burana, Carl Orff.

O´Fortuna es un poema contenido en el manuscrito Carmina Burana, creado aproximadamente entre el año 1100 y el 1200. Es dedicado a Fortuna, Diosa romana de la suerte, cuyo nombre en itálico fuera Vortumna, que significa "la que rueda". Fue escrito en latín medieval sin llevar la clásica métrica latina, sino un estilo del alto alemán del género Vagantenlieder, poesías de los vagabundos goliardos. Su actual fama en la cultura popular se inició con la versión de Carl Orff en 1936. Al día de hoy ha sido interpretada tanto por grupos de música clásica como por artistas de otros géneros.
Habla acerca del viejo rey que en su ocaso ve perder su reino dejándolo al nuevo rey.
Por eso la fortuna va y viene. Nada permanece igual. Ayer era rey... hoy está en el umbral de la muerte...
Carmina Burana empieza y termina con O´Fortuna. Representa que la historia se repite una y otra vez.

Suplicar (begging) en BDSM

Suplicar (begging) es algo que muchos incluyen en su relación BDSM. Cada individuo tiene sus razones para usarla y les causa reacciones diferentes. Suplicar afecta a los implicados tanto en el plano mental como emocional.
Suplicar es cuando un sumiso ruega a su Dominante para recibir algo. Comúnmente se utiliza para que el sumiso pida placer, orgasmo o una escena/sesión de placer. Utilizado para que se le conceda desahogo también puede ser un método que recuerde al sumiso que su cuerpo ya no le pertenece y que incluso el placer físico del dolor o el orgasmo han de ser concedidos por el dominante.
Suplicar puede ser una forma de controlar o ejercer el poder sobre el sumiso. Hacer que el sumiso suplique por algo es una forma poderosa de recordarle que ya no es libre para determinar sus propias elecciones sin, como mínimo, el permiso del Dominante. Esto puede poner de manifiesto las respuestas emocionales del intercambio de poder. De esta forma se utiliza básicamente como una de las muchas cosas que recuerdan el intercambio de poder a los participantes.
Suplicar también puede ser utilizado por el Dominante durante un castigo. Puede pedir u ordenar al sumiso que previamente agradezca cada golpe al Dominante y que pida otro. De esta forma, suplicar es una forma de asumir las razones del castigo y de que las consecuencias son, de hecho, ese castigo. Para muchos sumisos el hacer esto impide que su mente se relaje hacia el subspace (espacio del sumiso) y transforme el dolor del castigo corporal en placer. Se consigue porque fuerza al sumiso a participar activamente en su castigo, proporcionando a la mente algo en lo que ha de concentrarse. Ayuda a mantener al sumiso centrado durante el castigo, centrado su enfoque en lo que le esta ocurriendo, cada suplica reforzando el hecho de que la mala conducta tiene consecuencias.
El acto físico de suplicar puede ser morboso para muchos. Ver al sumiso en una postura evidentemente sumisa, rogando al Dominante, puede producir excitación sexual en ambos sujetos. Estar arrodillados es la mas común de las posturas sumisas, y solo ver a una persona en esta posición puede excitar al Dominante. Sin embargo no hace falta estar de rodillas para suplicar. La posición para suplicar depende del Dominante, y algunos prefieren ciertas posiciones para ciertas situaciones.
Suplicar puede tomar muchas formas. Desde un simple "Por favor Amo/Ama ¿puedo hablar libremente?", a un largo proceso de imploraciones repetidas en una posición particular usando un lenguaje y tono específicos. Por ejemplo, un sumiso de rodillas, desnudo, piernas abiertas, brazos cruzados detrás de la espalda, cabeza erguida, ojos bajados, en un tono de voz suave suplica a su Amo/Ama que le dé permiso para orgasmar. La imploración en si misma podría ser algo de tipo "Por favor Amo, ¿tu zorra se puede correr para ti" o "Por favor Amo/Ama, ¿puedo correrme ya? Por favor Amo/Ama". Semejantes imploraciones pueden incluir movimientos corporales para mostrar al Amo/Ama todas las partes del cuerpo que poseen, así como el grado de excitación sexual.
Algunos Dominantes prefieren que cuando sus sumisos suplican incluyan declaraciones de quien esta al mando o devoción y sumisión. La forma de suplicar realmente depende del Dominante, y es el Dominante quien debe dejar claro al sumiso que prefiere en cada situación.

Suplicar contiene un factor de humillación inherente para el sumiso. La humillación puede ser muy morbosa para algunos. Este factor de humillación puede ser aumentado en intensidad requiriendo lenguaje "vulgar" mientras se suplica. De esta forma, el factor de humillación puede ser utilizado como forma de enseñar humildad al sumiso si este se muestra demasiado orgulloso o arrogante. Sin embargo, cualquier actividad que incluya humillación obvia ha de ser manejada con cuidado y con mucha premeditación, para asegurar que se esta llevando a cabo de la forma más segura posible para el bienestar mental del sumiso. Enseñar humildad es una cosa, destruir la autoestima es otra completamente diferente.

Suplicar también es a menudo utilizado en escenas de juegos de rol. Donde con mas frecuencia lo he visto, ha sido cuando los individuos describen escenas en las que un miembro hace el papel de "niño" y suplica a su "mama" o "papa" que les azoten o les concedan un privilegio que desean. De esta forma suplicar aumenta el realismo de la escena del juego de rol y la hace más satisfactoria para los involucrados, ya que pone al sumiso en una mentalidad más infantil.

Suplicar, como puede uno ver, es otro aspecto del BDSM que tiene gran variedad de usos, morbos y significados. Es una opción personal incluir o no las suplicas en la relación.


Autor: Raven Shadowborne
Extraido de: leathernroses.com

La confianza

La confianza es una de las piedras angulares para que una relación BDSM tenga éxito. Si existe confianza, a pesar de cualquier cosa que pueda suceder, las emociones, el cuerpo, e incluso el alma permanecerán a salvo de las consecuencias. La confianza es lo que permite que dejemos nuestra vida en manos de la otra persona, cedamos el control de forma segura y feliz. La confianza nos permite experimentar un mundo inimaginable y gozar de la fuerza y la calma que esto proporciona. Es, probablemente, una de las emociones más fuertes que podemos experimentar o dar.

La confianza nace de la creencia en uno mismo y en el otro. Nosotros basamos la confianza en el conocimiento y el sistema de valores que tenemos, y a través de ella tomamos las decisiones que nos parecen más acertadas.
Aprendemos a confiar porque queremos ser mejores de lo que somos, porque queremos aprender y crecer dentro de la relación. La confianza nos permite sentirnos cómplices y amantes, nos conduce al respeto y a creer en lo que el otro dice y hace. La confianza y el respeto generalmente van de la mano, es algo que se gana, no se puede pedir ni exigir. Debemos recordar que uno debe confiar en sí mismo, para poder esperar que los demás confíen en nosotros.

La confianza en el mundo de BDSM es radicalmente diferente que en cualquier otra faceta de la vida. En un contexto convencional, la confianza en el otro, implica que la otra persona no nos dañará emocionalmente, que nos será fiel, y siempre nos respetará. El traicionar esa confianza, es algo sumamente doloroso y generalmente conlleva un cambio profundo en la relación e incluso el fin de la misma. En el estilo de vida BDSM, la confianza en el otro, representa un compromiso mucho más fuerte y profundo, y la quiebra de esa confianza puede tener resultados imprevisibles. En una relación convencional, hay un compromiso, pero también hay generalmente, una "reserva emocional" de algún tipo. En el estilo de vida BDSM , el compromiso es más profundo e intenso, y raramente existe ninguna clase de reserva emocional que pueda salvar la situación si la confianza se rompe, ya que el mundo BDSM implica también la confianza física. En un contexto convencional, cuando un esposo pretende estrangular a su pareja es considerado un abusador y encarcelado, mientras que un Dominante puede gozar con esta práctica y su sumiso confiar plenamente en él; si un esposo convencional, amenaza con un cuchillo a su pareja, puede que el resultado sea mortal, sin embargo cuando lo hace un Dominante con su sumiso se trata de un juego, basado en la confianza y el consentimiento mutuos . Esto representa una confianza más allá de cualquier duda y es el regalo más grande que un sumiso puede hacer a su AMO.

Es fácilmente deducible pues, por qué la traición de esta confianza en el mundo BDSM, es algo grave y potencialmente devastador. La confianza en el otro debe ser absoluta y sin reservas. Generalmente esta confianza ciega está justificada y se deposita en la persona adecuada, y si en algún momento esa persona falla, recuperar la confianza es difícil, pero no imposible, siempre que exista compasión, cuidado y preocupación por una parte y comprensión y aprendizaje por otra, para que no vuelva a suceder nunca más.

La confianza en el otro, es una experiencia profundamente personal, que depositada en la persona adecuada, puede enriquecer y ser una de las experiencias más satisfactorias de nuestra vida.
La confianza es algo que nace y vive en el corazón y traicionarla es algo demasiado profundo como para jugar con ella.


"Lo que me preocupa no es que me hayas mentido,
sino que, de ahora en adelante,
ya no podré creer en ti."
F.W. Nietzsche

A.S
Autora: adnil
Fuente: Un Rincón del Paraíso

El respeto

Podemos definir respeto como estima, como valoración o excelencia de una persona; una calidad o habilidad personal. La deferencia a la posición o consideración de alguien. Aceptación o cortesía apropiadas.
El respeto, es un privilegio dado a una persona por otra. Una consideración de uno hacia otro, la manera en que uno se dirige a otro en público y en privado. Los que tienen el respeto de otros, deben considerarse a sí mismos afortunados; deben sentirse honrados de que se les haya concedido tal privilegio. El respeto es uno de los cumplidos más grandes que cualquiera puede hacer a otro. El presuponerse digno de respeto, sin embargo, es algo patético.
El respeto se gana, no se tiene porque sí. Es una calidad personal adquirida, una calidad que todos los Dominantes y sumisos, deben esforzarse en adquirir. La habilidad de comportarse de manera apropiada, cortés e inteligente en todas las situaciones no es una tarea fácil, requiere compromiso, comprensión, tolerancia, integridad, honestidad, y muchas otras cualidades personales importantes, cualidades personales que la mayoría de nosotros tenemos, pero que no todos estamos dispuestos a esforzarnos por mantenerlas.
Algunos piensan que porque llevamos un tipo de zapatilla, correremos como un atleta; de la misma forma, algunos creen que porque alguien se haga llamar AMO, ya han de tener el respeto de la gente, de los Dominantes y de los sumisos en el estilo de vida BDSM.
He visto, en mis visitas a los canales de BDSM, un error muy común que cometen algunos Dominantes; el de asumir que merecen el respeto de los demás, sólo porque su Nick indica que son Dominantes. Consideran el respeto como un derecho, simplemente porque tienen la consideración de AMO; incluso demandan ese respeto en el canal, hablan a un sumiso como si ellos tuvieran permiso para tomar el control sobre él, ordenan...y siempre me sorprendo cuando alguien dice inmediatamente: "Señor".
Nunca he esperado tener el respeto de la gente porque sí. He trabajado duro para ganarme el respeto de mis iguales, y una vez que lo he ganado, continúo trabajando para conservarlo.
Creo que el respeto que mostramos para con otros, es un requisito previo para ganar el respeto de los demás. Si somos incapaces de entender el concepto de respeto, no podemos entender posiblemente la manera en que debemos actuar para ganarlo. Creo que debemos proteger el respeto que ofrecemos a los demás, debemos sólo mostrar respeto a aquellas personas que lo merecen. El respeto es algo que se muestra en muchos aspectos de nuestra vida, en el el trabajo, en casa, con los amigos... En la vida diaria hay gente que se gana y merecen nuestro respeto
El respeto es un privilegio que hay que valorar ... Debemos exigir que el respeto que mostramos a otros, sea también valorado.
El respeto es un privilegio, no un derecho y por tanto no puede exigirse, debe ganarse.

"Es fácil temer, pero penoso;
respetar es difícil, pero más dulce."
J.W.von Goethe

A.S.
Autora: Adnil
Fuente: Un Rincón del Paraíso

Las reglas en la relación BDSM

Las reglas son algo interesante aunque, realmente, dentro del juego de D/S, no todo el mundo usa las mismas reglas. Cada pareja juega a su manera y yo creo que la única regla importante y que tod@s debemos usar es la que dice SANO,SEGURO Y CONSENSUADO. De todas maneras, no creo que esté mal conocer algunas reglas que se usan en BDSM y, a partir de ahí, desarrollar la que usemos en el juego.
La necesidad de obedecer a reglas es recurrente por mucha gente. Sin embargo, las reglas tienen tendencia a hacerse aburridas, ser un obstáculo o ambas cosas. No llevar ropa interior puede parecer una idea muy atractiva, pero muy rápidamente será muy poco práctica. Muchos Doms comienzan con el deseo escoger lo que su sub debe llevar. La realidad sin embargo es que apenas ninguna persona puede mantener esta postura durante mucho tiempo, simplemente porque no estará interesado en ello. Tener que pedir permiso para fumar es fantástico durante un fin de semana - después de dos semanas sólo se hará muy irritante a ambos.
Las reglas pueden ser motivo de diversión, pero de nuevo, pruebe que funcionan, y no solamente durante unos días, sino a largo plazo. De esto dependerá que la regla se convierta en algo poco práctico, aburrido o realmente divertido. Tómese su tiempo e intente averiguar si en realidad funciona como usted quiere. Si no lo hace, deseche la regla o ajústela a lo que quiera, entonces funcionará.
Como Dominante, tenga en cuenta esto. Las reglas voluntarias no funcionan y - muy rápidamente - comen por completo la confianza que su sub ha concedido en usted. Esto sólo es contraproducente. El poner una regla o una exigencia y después no hacer nada para supervisarla plantará la primera semilla de incertidumbre y desconfianza. No es lo que usted quiere. De hecho, si usted aclara que cada nueva "cosa" y cada nueva regla requieren una fase de prueba, las cosas serán mucho más claras.
Las reglas también tienden a bloquear el desarrollo, la creatividad y la exploración. Esto es cierto sobre todo en lo que se refiere a las exclusiones. Cueste lo que cueste, permita a su compañero sumiso mostrar sus ideas y experimente con ellas. Bastantes ideas no funcionaran, pero no es un problema. ¡Usted sólo aprenderá a andar si usted acepta que usted se caerá!

Artículo publicado en The Total Power Exchange Home Page
Traducción libre de Miss Jones
Fuente : www.clubrosas5.com

Conté mis años...

Conté mis años y descubrí que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante que el que viví hasta ahora.
Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades. No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.
No tolero a maniobreros y ventajeros. Me molestan los envidiosos que tratan de desacreditar a los más capaces para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.
Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.
Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo. Las personas no discuten contenidos, no, apenas los títulos. Y mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa...
Sin muchas golosinas en el paquete, quiero vivir al lado de gente humana fuerte.
Que sepa reír de sus errores.
Que no se envanezca con sus triunfos.
Que no se considere electa antes de hora.
Que no huya de sus responsabilidades.
Que defienda la dignidad del hombre.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.
Caminar junto a cosas y personas de verdad, disfrutando de un afecto absoluto y sin fraudes, nunca será pérdida de tiempo.
Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas.
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con toques suaves en el alma
Sí… ¡tengo prisa! por vivir con la intensidad que solo la madurez puede dar.
Pretendo no desperdiciar parte alguna de las golosinas que me quedan.
Estoy seguro que serán más exquisitas que las que hasta ahora he comido.
Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.
Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera llegarás...

Mario de Andrade

(Poeta, novelista, ensayista y musicólogo brasileño)

Perra que aúlla tu nombre


Si me atas a tu mano
cíñeme el collar igual que un beso
sellado piel con piel
y haré de tu mirada mi mundo
con la fuerza de tus silencios encadenada.

Entonces bendeciré tus pies con mi boca,
para ser perra que aúlla tu nombre
más allá del juego,
en esta pasión que atrapa el alma.

Versos de perra negra de Pura Salceda.
Ed. Agapea, 2005

Menos mal

Hoy estuve, pero no estuve
se durmieron todas mis ganas.
Tanta lluvia en mi,
tan cansado
en medio de esta encrucijada.
Voy buscando, de nuevo tropecé
quedándome sin fe,
sin salida a lo que siento.
Y quise estallar
para olvidarme
de la parte que no entiendo.

Menos mal que por momentos,
en esta amnesia de vida,
menos mal que aparecías
con el sonido de tu risa.
Menos mal que me abrazabas
para luego yo besarte
menos mal que estás en mi...

Menos mal que está tu puerto
tu puerto para descansar.
Menos mal que tu me salvas
si me toca naufragar.
Menos mal que me besabas
para luego yo entregarme...
Menos mal que estas en mi,
menos mal que me encontraste.

Hoy estuve sin fuerzas para seguir
pequeño me sentí
sin agacharme siquiera
tan perdido que mis preguntas
no encontraban las respuestas.

Menos mal que por momentos,
en esta amnesia de vida,
menos mal que aparecías
con el sonido de tu risa.
Menos mal que me abrazabas
para luego yo besarte
menos mal que estás en mi...

Menos mal que está tu puerto
tu puerto para descansar.
Menos mal que tu me salvas
si me toca naufragar.
Menos mal que me besabas
para luego yo entregarme...
Menos mal que estas en mi,
menos mal que me encontraste.

Si estás conmigo,
aunque esté roto
me siento vivo
me siento vivo...


Video "Menos mal" de Manuel Carrasco


Menos mal que estás en mi
...menos mal que me encontraste.
Te adoro, mi Amo
kaya

Manual del Propietario

*Tú y tu mascota
La relación entre un propietario responsable y cariñoso y una mascota feliz, plena y fiel es profunda y duradera, y puede darles muchos años de placer y satisfacción tanto a la mascota como al propietario.
Si estás leyendo esto, probablemente tengas un profundo interés en ser propietario de una mascota. Puede ser que estés pensando en adoptar una, y desees saber cuales son los factores a considerar para elegir la que llene tus necesidades. Idealmente, el futuro propietario comienza su búsqueda con una mirada honesta a sus propias necesidades, y a su habilidad para proporcionarle los cuidados adecuados.
Por otra parte, a veces la vida te sorprende con una mascota - un regalo - para el cual no habías hecho planes ni te habías preparado. Puede que nunca se te hubiera ocurrido que te podría gustar tener una mascota. Tal vez conocías a alguien por mucho tiempo antes de darte cuenta de que tenía cualidades de mascota.
Tu mascota ha preparado este manual porque valora la relación única que compartimos. Espera que los pensamientos e ideas aquí mostradas comprensión e impulsen más discusión, exploración y placer.

*Confianza
Confianza es la base de cada relación entre Propietario y mascota y se experimenta en varios niveles.
-Confianza en cuidar la seguridad:
Primero y principal, tu mascota necesita confiar en que la vas a mantener a salvo de daños físicos o emocionales duraderos. Necesita confiar en tus intenciones: que la valúas y no deseas dañarla. Necesita confiar en tu competencia: que no la dañarás por descuido o ignorancia.
-Confianza en mantener la disciplina:
Junto con la confianza de que la mantendrás a salvo, tu mascota necesita confiar en que vas a asumir la responsabilidad por su disciplina e imponerla. En una relación de intercambio de poder – ya sea una relación de una hora o por toda la vida – el regalo que te ofrece tu mascota es entregarte el control y servirte. Tu regalo para ella es aceptar controlarla y así liberarla. Cualquier desliz en su cuidado, entrenamiento o disciplina es una forma de devaluarla a ella y a tu responsabilidad como Propietario. Tienes el derecho a esperar de ella un comportamiento adecuado y la correspondiente responsabilidad de resolver el comportamiento inadecuado.
-La confianza como una necesidad emocional:
La sumisión de tu mascota es impulsada por varias necesidades emocionales: La necesidad de gustar, la necesidad de servir, la necesidad de entregar el control. Pero tal vez no es tan obvia su necesidad de confiar. Tu mascota necesita confiar en alguien; lo prueba al entregar el control; tú le permites experimentar esa entrega y confianza en una forma muy concreta cuando le administras incomodidad física o psicológica; la guías a través de la experiencia sin dañarla; ella siente un profundo placer; has satisfecho su necesidad de confiar.
Y tal vez tú, como Propietario, tienes una la necesidad correspondiente de que confíen en ti, de tener alguien que crea en tu fuerza y en tu competencia, lo cual se satisface cuando tu mascota te da el control de su cuerpo y de su mente.

*Entrenando tu mascota
Una de las mayores suertes y recompensas por tener una mascota es la oportunidad de entrenarla a tu gusto. Con el entrenamiento adecuado, tu mascota puede aprender a complacerte con su vestuario, su habla, sus modales y sus favores sexuales. Podrás disfrutar prácticamente cualquier fantasía sexual.
El proceso de entrenamiento nutre a relación a muchos niveles. Cuando el Propietario acepta la responsabilidad de dar forma al cuidado, entrenamiento y disciplina de su mascota, muestra que respeta y valora su sumisión. Y como recompensa, se gana el respeto y gratitud de la mascota.
Entrenar a tu mascota es muchas veces divertido, y a menudo exigente. Por medio del entrenamiento, la dinámica de D/s puede pasar de un simple juego pre-sexo algo “pervertido” a un nivel psico-emocional más profundo y satisfactorio.

*Expectativas
Debes comunicarle claramente a tu mascota lo que esperas de su comportamiento. Ciertamente, querrás especificarle como debe dirigirse a ti (Señor, Amo, tu nombre de pila). ¿Debe mantener su mirada baja o fija en la tuya? ¿Mantenerse en cuatro patas si no se le dice lo contrario? ¿Debe obedecer las ordenes rápido y sin quejarse? ¿Debe pedir permiso antes de actuar?
Puedes querer repasar tus expectativas con tu mascota al comienzo de cada sesión. Esto puede convertirse en un ritual reconfortante y excitante para tí y tu mascota. Por ejemplo puedes hacer que tu mascota se arrodille a tus pies, sus ojos en los tuyos, mientras le dices claramente que esperas de ella, y se lo haces repetir. Además de permitir que se establezca un ambiente adecuado y permitirle a la mascota y al Propietario acomodarse a sus roles, este proceso asegura que la mascota no puede excusar cualquier mal comportamiento posterior con el argumento de que no sabía qué debía hacer.
Cuando tu mascota haya tenido tiempo de aprender lo que esperas de ella, puedes querer que te lo diga sin que tú lo recuerdes primero. Con un entrenamiento consistente, tu mascota internalizará y anticipará tus expectativas, aunque puedes querer mantener una revisión formal cada tanto.
Desde luego, como Propietario, es tu prerrogativa cambiar las reglas en cualquier momento. Puedes querer desafiar a tu mascota y presionar sobre sus límites, o sólo explorar nuevas interacciones que puedan interesarte.

*Límites
-Estableciendo límites
Establecer los límites es una actividad esencial y cooperativa entre tú y tu mascota. Para esta discusión tu mascota debe ser considerada como un igual, y tal vez es mejor realizarla fuera del ámbito del “juego”. Los “soft limits” (límites relativos) son esas actividades que las partes creen que, por lo menos por el momento, están fuera de consideración y no son negociables. Los “hard limits” (límites absolutos) son aquellos que, por el momento, están absolutamente fuera de consideración y no son negociables, y también los impuestos por la realidad por problemas médicos o similares.
Desde luego, los límites relativos y los absolutos pueden moverse y fluctuar durante el desarrollo de la negociación. Si bien la discusión de los límites muchas veces es desatendida por las partes, deberías asegurarte, como Propietario responsable, de que se haga una revisión periódica de los mismos.
-Presionando los límites absolutos
Una flagrante despreocupación o presión sobre los límites absolutos será considerada una traición seria a la confianza, y una posible causa para terminar la relación. Un Propietario confiable podía considerar presionar sobre estos límites, pero debería tener una razón concluyente para hacerlo, debería poder dar un consuelo profundo después del hecho, y debería estar disponible y preparado para enfrentar las consecuencias, como furia, pérdida de control y depresión.
-Presionando sobre los límites relativos
En contraste con establecer límites – un ejercicio entre iguales – y presionar sobre los límites absolutos - muy riesgoso y muchas veces imprudente - presionar sobre los límites relativos es un privilegio y responsabilidad del Propietario. Desafiar a tu mascota a actuar más allá de su zona de comodidad debería aumentar sus sentimientos de sumisión, y cuando tenga éxito, promoverá el crecimiento intelectual, emocional y psicológico de ambos.
Los límites se presionan incrementando el nivel o duración del dolor, incomodidad o restricciones a los que la mascota es sometida. La incomodidad y las restricciones pueden ser físicas, emocionales o una combinación de ambas.
Cuando presiones sobre los límites relativos, especialmente los límites emocionales o la humillación, debes ejercitar cuidado y precaución. Aún cuando tu mascota te sea bien conocida, sus reacciones pueden ser impredecibles, volátiles, y estar relacionada con problemas pasados que tú (y aún ella) no hayan advertido (abuso, asociaciones penosas, e inseguridades). Por otra parte, puede ser profundamente gratificante para ambos cuando puedes ayudarla a enfrentar esos límites, pasarlos y guiarla a salvo de vuelta al otro lado. Los sentimientos de sumisión y devoción de tu mascota se profundizarán, ella respetará tu fuerza y sentirá el orgullo del éxito. Y también aumentarán tus propios sentimientos de poder, cariño, respeto y responsabilidad hacia esa criatura que te ha honrado con su confianza.
-Controlar la resistencia al presionar los límites
Desde luego, a menudo encontrarás resistencia de tu mascota cuando intentes presionar sobre sus límites. Éste es un momento peligroso, y debes ser sensible, flexible, calmo y controlado en tu respuesta. Cómo debes responder dependerá de cuánto conozcas a tu mascota, y de por qué crees que se resiste. Si crees que sólo te está probando o siendo obstinada, tendrás que aplicar una corrección, como se discute más adelante.
Sin embargo, es más probable que tu mascota quiera complacerte, pero está simplemente abrumada por un miedo o confusión momentáneos. En tal caso, deberás ser sensible a la vulnerabilidad de tu mascota en esos momentos, y evitar las respuestas destructivas como el sarcasmo, tratar de usar la fuerza, alzar la voz o reprenderla. Respuestas tales como “pensé que querías complacerme” son injustas y desmoralizadoras para una mascota que quiere complacerte genuinamente, y que ya siente miedo o la sensación de fracaso.
La mascota cuyo Propietario la maltrata con palabras duras tiene derecho a tener dudas acerca de tu competencia, y preguntarse si se preocupa realmente por ella.

*Respuestas más constructivas a su resistencia podrían ser:
-Reconoce el miedo de tu mascota, exprésale tu confianza en ella y aliéntala a tratar (“se que estás asustada, mi amor... Creo que lo puedes hacer, ¿lo intentarías por mi?)
-Reduce ligeramente la dificultad o intensidad de la actividad deseada al comienzo (por ejemplo, puede orinar en la bañera en lugar de sobre papeles).
Recuérdale a tu mascota que siempre puede usar su palabra de seguridad para detener o interrumpir la actividad si las cosas se vuelven demasiado intensas.
-Dile que esperarás y tratarás nuevamente más adelante.
Decide abandonar el intento por ahora, y dile que has tomado esa decisión (“De acuerdo, no tienes que hacer esto por mi ahora”) Es importante que transmitas 1) fue tu decisión, no la de ella, y que 2) no estás enojado o desilusionado con ella.
El Propietario que puede controlar con éxito la resistencia de su mascota a presionar sobre los límites será recompensado con su gratitud, respeto y deseos de complacerlo aún más la próxima vez.
Dicho esto, un Propietario es sólo humano, y estos son momentos muy emotivos. Si encuentras que has respondido en forma injusta o con enojo, simplemente haz una interrupción, reconoce tu error y discúlpate. Lo probable es que, en tanto tu mascota sepa que la respetas y la quieres, te perdone casi cualquier cosa.

*Palabras de seguridad
Revisar las palabras de seguridad puede ser particularmente útil y liberador para el Propietario que se preocupa por su mascota cuando está presionando sobre los límites. Cuando él tiene confianza en que ella usará la palabra de seguridad si es necesario (y sólo cuando es necesario), puede sentirse libre de presionar a su mascota implacablemente, ignorando o aún divirtiéndose con sus ruegos, lágrimas o enojo. Desde luego, siempre estará atento para detener una actividad si sospecha que ella está en peligro pero demasiado “ida” para usar la palabra.
Tener la práctica de una palabra de seguridad es liberador también para la mascota, de dos maneras. Primero, el tener una “salida” la libera para complacerte explorando actividades que puedan significar un desafío. Sabe que te detendrás si el juego se vuelve demasiado intenso, y por lo tanto desea probar.
Hay otra manera más sutil en la que la palabra de seguridad libera a tu mascota. Ella sabe que no detendrás la actividad a menos que use la palabra. No necesita más vigilar o censurar sus reacciones por miedo a que detendrás la escena demasiado pronto. Y será libre de dar su respuesta natural y no controlada a una escena intensa.

*Disciplina
Entrenar a tu mascota requiere que la disciplines corrigiendo los comportamientos inapropiados y premiando los apropiados.
Las correcciones frecuentemente consisten en castigos físicos en la forma de dolor, pero también puede consistir en humillación, privación de privilegios, casi cualquier cosa que como Propietario puedas imaginar. A veces la corrección se aplica inmediatamente, otras veces será retrasada. Pero si tu mascota va a confiar real y profundamente que estás en control, necesita saber con absoluta certeza que hay consecuencias por el mal comportamiento.
Tu mascota puede probarte cuando duda de tu compromiso con su entrenamiento y disciplina. Aún una mascota normalmente obediente, bien educada, pero determinada y traviesa, puede probarte de tanto en tanto. Puede “olvidarse” de llamarte Señor. Puede rehusarse a obedecer una orden simple. Puede mirarte con una inocencia forzada o en abierto desafío. Puede volverse desvergonzada o poner los ojos en blanco.
Como respondas cuando te pruebe es crucial para el éxito y el progreso de la relación. Y, como siempre, tu respuesta debe ser genuina. Tu mascota te conoce y descubrirá cualquier intento de “actuar” severo o enojado y tu credibilidad y autoridad sufrirán. Simplemente necesita asegurarse de que el comportamiento no pasa desapercibido. Desde luego, harás todo lo posible por evitar una respuesta inmediata y desmedida dada con enojo, que puede fácilmente terminar en abuso.
Un Libro de faltas puede ser una herramienta invaluable para disciplinar a tu mascota, particularmente si te está probando o en cualquier situación en la que la corrección será diferida y no inmediata. Cuando tu mascota no responde apropiadamente, sólo necesitas sacar tu librito negro y anotar la falta para una futura corrección. Puedes querer tener un “código de correcciones” para varias trasgresiones; por ejemplo, no responder a un comando simple = x cantidad de azotes; no responder lo bastante rápido = algunos menos que x, y así en adelante. O quizás simplemente anotas las transgresiones y decides la corrección específica más adelante. Puede ser divertido para ti revisar el libro e imaginar escenarios de disciplina. Tu mascota notará que las anotaciones se suman, y se dará cuenta de que pronto enfrentará una noche realmente larga. Más importante, ella verá que estás prestando atención a su entrenamiento y disciplina, y que las elecciones que haga tendrán consecuencias muy reales.
Tu mascota necesita la seguridad en tu fuerza; saber que no puede salirse con la suya, que no puede manipularte, y que puede confiar en que la controlas. Sólo entonces podrá descansar en su sumisión, y sólo entonces serás realmente su dueño.

Elogios y retroalimentación serán tus más poderosas herramientas para entrenar a una mascota realmente sumisa y que está ansiosa por complacerte. Tus elogios deben ser genuinos, específicos, y desde luego, no condescendientes.
Al igual que con las correcciones, los elogios deben ser a veces inmediatos y a veces demorados: ambos son importantes para tu mascota.
Los elogios inmediatos normalmente se dan durante el juego, y serían algo así como “buena chica” cuando se porta bien o intenta vencer algún desafío; "perfecto, justo como me gusta" si la estás inspeccionando o respondiendo a sus atenciones; "lo estás haciendo bien", etc.
Aun cuando tu mascota disfruta de los elogios inmediatos durante una escena, también necesita de tu retroalimentación en los días que siguen. Hazle saber lo que te gustó, qué te sorprendió, y porqué te hizo feliz.
Tu mascota realmente crecerá cuando reconozcas su espíritu y su individualidad. Sobre todo, ella necesita saber que la quieres.

*El regalo
Cuando el Propietario y la mascota correcta se encuentran, han recibido uno de los regalos más raros y valiosos de la vida. Que tú y tu mascota disfruten y guarden como un tesoro vuestra extraordinaria buena suerte por muchos años.


Publicado por Ann en ecstagony.com el 31/08/05

Cuando Londres se viste de cuero

El Fetish Weekend, del 1 al 4 de octubre, amplía en la capital británica los horizontes del erotismo.
Antes de que el lector de El Viajero, ávido por descubrir territorios inexplorados, proteste porque ya no queda un rincón virgen en Londres, permítannos recordarles la famosa cita de Samuel Johnson: "Quien está cansado de Londres, está cansado de vivir". Casi 300 años más tarde, estas palabras son tan relevantes como siempre. Porque Londres, como muchas de las complejas metrópolis modernas, no acaba nunca de darnos sorpresas. Del 1 al 4 de octubre, y por segundo año consecutivo, el vicio inglés abandona la intimidad del dormitorio o del club privado, acercando al gran público la vibrante escena BDSM (bondage, dominación y sadomasoquismo) británica con el London Fetish Weekend o el fin de semana del fetichismo en la capital británica.

Heredero de una larga tradición comenzada en la famosa casa de flagelación de Mrs. Berkeley en el Covent Garden del siglo XIX, y que desemboca en esta celebración de diferencia erótica que lleva ya doscientos años sin asustarse de nada, el Fetish Weekend es un festival surgido no de una agenda política ansiosa por vender una imagen con sello cool sino por los entusiastas de estas prácticas, cuyo activismo y relevancia social comienza ya a compararse con el movimiento gay. Pero no es de política de lo que se va a hablar hoy, sino de decadencia para las sensibilidades más refinadas.
Con un tacón afilado
Comenzamos con un plato ligero el viernes 1 de octubre, con Chaz Royal en el legendario club Madame Jo-Jo's del Soho. Chaz Royal, a medio camino entre el cabaret y el fetichismo, nos deleitará con un espectáculo retro que durará hasta la madrugada. Una forma perfecta de introducir un afilado, pero tímido tacón de la forma más teatral y amable en la escena BDSM. Chaz Royal es la primera cita donde reunirse con viejos y nuevos amigos con los que compartir las correrías que se avecinan y, como tal, es un interesante punto de observación y encuentro.

Si nuestra intención es divertirnos como los nativos, será esencial hacerlo con vestuario y accesorios apropiados. Para esto debemos visitar LAM (London Alternative Market), la feria de moda y parafernalia S/M. Este mercado tiene lugar el segundo domingo de cada mes en el sur de Londres, pero en esta ocasión cruza el Támesis para establecerse (durante el sábado 2 y el domingo 3) en el National Hotel en Russell Square, a un tiro de piedra del Museo Británico. LAM, con su relajada cordialidad, es el lugar donde poner al día el vestuario de látex mientras disfrutamos una pinta de real ale en el bar. Otra razón para no perderse la visita a LAM es que atrae a artesanos y diseñadores de todo el país, especializados en látex, cuero y todo tipo de aparejos tanto para los veteranos practicantes del vicio inglés como para la pareja experimental. Abre desde las doce de la mañana hasta las siete de la tarde, una hora perfecta para dar paso a los clubes y fiestas donde lucir los últimos diseños adquiridos.

De copas en la mazmorra
¿Quién no ha oído hablar de Torture Garden, pionero en la escena fetichista y responsable de llevar el BDSM a la cultura de club en los noventa? Los puristas le acusan de ser poco más que un baile de disfraces, pero como segunda incursión en este mundo es sin duda el lugar más recomendable por su carácter lúdico, ambiente de baile y, por supuesto, el derroche de imaginación de los propios asistentes, que continuamente expanden las posibilidades del látex y la fantasía erótica en forma de vestuario y performances.
Otro club ineludible este fin de semana es Subversión, una alternativa para aquellos que prefieren una fiesta más íntima, a la vez que realmente dedicada a la práctica del BDSM. Situado en Aldgate, cerca de Brick Lane, este pequeño club, con su bien provista mazmorra, no es quizá apto para neófitos. Sea cual sea el club elegido para la noche, es importante recordar que en todos ellos el código de vestuario es muy estricto: no se admite ropa de calle o vestir simplemente de negro, como es el caso en otros países. A pesar de su reputación reservada, los británicos pueden sorprendernos por la desinhibición y creatividad que muestran en lugares establecidos al efecto. Torture Garden y Subversión son fiestas garantizadas donde disfrutar de las noches más decadentes de Londres.
Si hemos sobrevivido al desenfreno de clubes nocturnos, el domingo 4 de octubre nos acoge el Kinky Salon, el último evento del Fetish Weekend. Mezcla de arte, performance y BDSM, este exclusivo espacio no deja de intrigarnos. Heredero del salón artístico georgiano, como el Hellfire Club, donde la alta cultura y la depravación se reconocen como fuentes de inspiración mutua, atraerá sin duda a la mestiza escena bohemia y artística del East End, donde tiene su sede. Aunque en esta edición especial se abre a un público más amplio, mantiene su misterio, y la dirección exacta del lugar sólo se dará a conocer tras confirmarse la asistencia con la compra de entradas. Creado originalmente por un grupo de artistas de intereses queer (marica), hace énfasis en mezclar la teatralidad y el ritual del BDSM con prácticas artísticas contemporáneas. El Kinky Salon tiende un puente entre la galería de arte, la cultura de calle londinense y la escena fetichista, a menudo percibida como un reducto exclusivo. Si aún nos queda energía para acercarnos el East End, Kinky Salon promete ser el broche individualista para un fin de semana único pero que, con la celebración del estilizado ritual erótico, es algo no ya londinense, sino quintaesencialmente británico. Qué mejor manera de conocer un poco más las peculiaridades de esta nación insular que a través de los vicios privados a los que han dado nombre.

GUÍA
Información
» London Fetish Weekend 2009 (www.londonfetishweekend.com). En la web oficial aparecen todos los eventos que conforman la apretada agenda del festival.
» Club Madame Jo-Jo's (www.madamejojos.com). 8-10, Brewer Street. Local en el Soho con propuestas sadomaso hasta las 3.00.
» LAM (www.londonalternativemarket.com). El mercado abre sus puertas el primer domingo de cada mes en The Rise, 49A Lavender Gardens, de 12.00 a 18.00. Entrada, 4 libras (4,50 euros). Durante el Fetish Festival, se establece en el National Hotel en Russell Square.
» Torture Garden (www.torturegarden.com; 00 44 20 76 13 47 33). Sus fiestas cambian de sala regularmente, han convertido TG en un icono del mundo fetiche.
» Subversión (www.clubsubversion.com; 00 44 20 75 82 45 45). 92-98, Vauxhall Walk.
» Kinky Salon (kinkysalon.com).

Itziar Bilbao Urrutia - 19/09/2009
Elpais.com

Marcas de propiedad

Según la R.A.E. las dos primeras acepciones de propiedad es "1. f. Derecho o facultad de poseer alguien algo y poder disponer de ello dentro de los límites legales. / 2. f. Cosa que es objeto del dominio, sobre todo si es inmueble o raíz".
Y respecto a marca dice: "Señal hecha en una persona, animal o cosa, para distinguirla de otra, o denotar calidad o pertenencia”.
Si hablamos de BDSM marcar es poner una marca de propiedad en el cuerpo de un sumiso o esclavo.
Estas marcas pueden ser de diferentes tipos según acuerden Amo y sumiso, e incluso variar dependiendo del momento y/o el lugar. Pueden ser temporales o permanentes, pueden ser visibles por todo el mundo y bien evidentes, o que sólo algunos iniciados sepan interpretarlas como tales; o ser disimuladas y quedar como algo privado entre Amo y sumiso.
Las marcas suelen hacerse al sumiso cuando hay una relación prolongada; en el caso de hacer un contrato de propiedad es habitual que se especifique la posibilidad de un marcaje permanente, en ocasiones indicando de que tipo e incluso las dimensiones en cm, o el lugar del cuerpo… Suelen ser más habituales en relaciones 24/7, cuando ambas partes se conocen lo suficientemente bien y no han tomado a la ligera sus responsabilidades: el Dominante asume que tener la propiedad de un esclavo supone aceptar la responsabilidad de cuidarlo, y para el sumiso significa el compromiso personal de pertenecer a otra persona.
La propiedad también puede ser un sentimiento o un estado de ánimo. Un sumiso puede tener sesiones con diferentes Amos, y sentirse “suyo” el tiempo que dura la sesión, pero si estos juegos son esporádicos y sin más implicación, el sumiso no es de su propiedad.
El primer símbolo que nos viene a la mente a todos al hablar de propiedad es el collar. No es sólo un símbolo de sumisión, también puede serlo de propiedad, y es el más habitual, por ser un objeto cargado de connotaciones, fácil de conseguir, y de poner/quitar.

PIERCING
Es la forma de ornamentar el cuerpo en otras partes que no son las orejas con joyas. Se pueden hacer piercings en nariz, cejas, labios y pezones. En mujeres, también en clítoris, labios mayores y menores, En varones, el piercing puede colocarse en el glande y escroto. Pueden ser temporales, pasando una aguja muy fina bajo la piel, o permanentes, cuando la aguja deja un agujero. Las joyas varían desde un simple aro hasta la más sofisticada joyería. Cadenas, cuerdas y pinzas pueden coger los piercing para estirar la piel.
Desde que un objeto rompe la superficie de la piel, puede sangrarse abundantemente, como consecuencia de la hemorragia, del contacto con la sangre, pueden venir algunas infecciones fácilmente. Infección en la sangre, gangrena o incluso la muerte pueden devengarse de un piercing en el que no se han tomado precauciones. A causa de los peligros que implica, los piercings eróticos deben evitarse. Toda la joyería debe ser desinfectada a fondo antes de su uso y el área donde van a ser colocados, limpiada con un jabón antibacteriano


TATUAJE
*Etimología
El origen de la palabra Tatuaje es incierto. Se dice que deriva de la palabra Ta del Polinesio "golpear", o de la antigua práctica de crear un tatuaje por medio del golpeteo de un hueso contra otro sobre la piel con el consiguiente sonido "tau-tau". La palabra latina para tatuaje es estigma, y el significado original se refleja en los diccionarios modernos. Entre las definiciones de estigma están "marca hecha con un instrumento afilado", "marca para reconocimiento hecha en la piel de un esclavo o criminal" y "marca de culpabilidad".
*Historia
Los ejemplos más antiguos del tatuaje en la actualidad son las momias tatuadas. En 1991 se encontró en un glaciar a un cazados de la era neolítica, tenía la espladas y rodilla tatuadas. Antes que fuera descubierta la momia del cazador, la persona tatuada más antigua era la sacerdotisa Amunet adoradora de Hathor, diosa del amor y la fertilidad. Vivió en Tebas alrededor del 2000 a.c.. Sus tatuajes eran del estilo de los del cazador lineales y simples, con diseños de puntos y rayas.
El tatuaje egipcio estaba relacionado con el lado erótico, emocional y sensual de la vida. El tatuaje incaico estaba caracterizado por diseños gruesos y abstractos que se asemejan a los tribales actuales. En muchas culturas los animales con el tema más frecuente y están asociados tradicionalmente con la magia, tótems y el deseo de la persona tatuada de identificarse con el espíritu del animal.
Se cree que el proceso de tatuaje era mucho más elaborado que en la actualidad. Era un ritual que, por ejemplo, en Egipto era realizado casi exclusivamente por mujeres, un proceso doloroso que la mayoría de las veces se usaba para demostrar valentía o confirmar la madurez, en la misma forma que todavía se puede observar en los rituales de tribus de Nueva Zelanda
Borneo es uno de los pocos lugares donde se practica actualmente la forma tradicional del tatuaje tribal como lo fuera hace miles de años. El tatuaje y el piercing recuerdan al arte de Bali y Java, y los instrumentos de tatuaje son similares a los usados en Polinesia. Los hombres se tatuaban a temprana edad principalmente como medio de ornamentación. El tatuaje de la Polinesia fue el más artístico en el mundo antiguo. Estaba caracterizado por diseños geométricos elaborados, los que usualmente eran embellecidos y renovados durante toda la vida del individuo hasta que llegaban a cubrir el cuerpo entero. El tatuaje era una parte natural de su vida y arte y tenía un profundo significado cultural y social, inclusive según Marco Polo en su "Travels", el respeto a una persona se medía por la cantidad de tatuajes que la misma tuviera.
También se usaban en la antigüedad para impresionar y asustar a los enemigos en el campo de batalla como fuera utilizado por antiguas poblaciones de las Islas Británicas, cuyos guerreros tatuaban sus caras y cuerpos para estar preparados para la guerra, no sólo lograban espantar a sus enemigos sino que también consiguieron gracias a esta costumbre sus nombres, que derivaron de raíces celtas y latinas con significados vinculados al tatuaje.
El tatuaje se usaba como castigo, y los individuos acusados de sacrilegio debín ser tatuados. Debido a esto, los médicos griegos y romanos empezaron a practicar la remoción de tatuajes. Se abandonó lentamente el tatuaje de esclavos y criminales al extenderse el cristianismo en el Imperio Romano. Los cristianos eran hostiles al tatuaje ya que creían que si Dios había creado al hombre a su imagen y semejanza, era pecaminosos que el hombre tratara de alterar su imagen, por esto el emperador Constantino, primer emperador cristiano de Roma, emitió un decreto en contra de esta actividad. Se cree que la actitud negativa contra el tatuaje tuvo su origen en este decreto y esta posicón fue adoptada por varias religiones durando hasta nuestros dís. A pesar de esto, existen registros de que los guerreros religiosos de las Cruzadas se hacían tatuar crucifijos para asegurarse un entierro cristiano, también los peregrinos que iban a Jerusalén se hacín tatuar crucifijos para recordar su viaje y como presencia constante de su fé.
A pesar que Aztecas y Hopis no usaban tatuajes, se asoció el tatuaje en Norteamérica con prácticas religiosas y mágicas, era un rito simbólico del pasaje a la pubertad y una marca única que permitiría que el alma superara los obstáculos en su camino a la muerte. Muchas tribus practicaban el tatuaje terapéutico cuya ceremonia era acompañada por canciones y danzas que se suponía exorcisaba los demonios. El tatuaje era una práctica común entre los nativos de América Central, los nativos tatuaban en sus cuerpos las imágenes de sus dioses y los guerreros conmemoraban sus victorias en batalla por medio de los tatuajes. Los únicos registros precolombinos sobrevivientes se encuentran en esculturas representados por líneas grabadas en los cuerpos de figuras humanas.
El arte de tatuaje fue redescubierto por los exploradores. Banks, artista científico que navegó junto al Capitán Cook, describió en detalle en 1769 el proceso del tatuaje de la Polinesia. Los marineros de Cook iniciaron la tradición de los hombres de mar tatuados y desparramaron rápidamente esta afición entre los marineros, quienes aprendieron el arte de los tatuadores polinesios, lo practicaron a bordo y luego instalaron sus estudios de tatuaje en los puertos. También fueron los viajes de Cook los que describieron el arte Moko entre los maoríes, un elaborado y muy doloroso proceso que duraba meses y que daba por resultado diseños negros en espiral y a rayas. El tatuaje fue ampliamente practicado entre los marineros, trabajadores y convictos durante la primera parte del siglo XIX. Los miembros de las clases media y alta lo consideraban por debajo de su dignidad, y nunca fue popular entre los nobles como lo fuera en Inglaterra.
En América donde había existido desde siglos atrás, solo tuvo eco masivo durante la Guerra Civil. Las ferias mostraban sus personajes tatuados y alcanzó al igual que en Europa gran eco entre los personajes de alcurnia. Uno de los primeros tatuadores profesionales fue C.H. Fellows. Se considera que el primer estudios de tatuajes fue abierto en 1870 en Nueva York por Martin Hildebrandt, inmigrante alemán. Su mayor competencia fue Samuel O'Reilly inventor de la máquina de tatuar en 1891. La patentó y ofreció a la venta conjuntamente con los colores, diseños y otros suministros, esta máquina estaba inspirada en una maquinaria inventada por Thomas Edison.
Alrededor de 1900 existían estudios de tatuaje en casi todas las ciudades importantes. La mayoría de las imágenes tradicionales de USA se originaron en los diseños de Lew Alberts que dominaron los temas patrióticos, sentimentales y religiosos por m´s de 50 años. Asimismo, Charles Wagner introdujo muchas innovaciones: fue el primer tatuador americano que practicó con éxito el tatuaje cosmético, tatuó perros y caballos como medio de identificación y experimentó con métodos químicos para remover los tatuajes.
El tatuaje antiguo tiene mucho en común con el tatuaje moderno, y podemos considerar que estamos en presencia de una evolución continua de un arte con orígenes profundos y universales en la humanidad.
Extraido de: tattootabu.com

BRANDING
Las marcaciones al fuego además de dolorosas son peligrosas si no se hacen y se cuidan posteriormente en su aspecto higiénico.
Las quemaduras son un tipo específico de lesión de los tejidos blandos y sus estructuras adyacentes, producidas por agentes físicos, sustancias químicas, por corriente eléctrica y por radiación. La gravedad de la quemadura depende de la temperatura del medio que la causó.
Una marcación al fuego produce quemaduras de segundo grado. Otro factor de gravedad es la ubicación de la lesión en el cuerpo, la extensión, la profundidad, la edad y en el estado de salud de la persona.
Dicho esto veamos la mejor manera de tratar estas lesiones para minimizar los daños.
Enfríe el área quemada durante varios minutos, aplicando compresas de agua fría sobre la lesión.
No use hielo sobre la zona quemada.
Cubra el área afectada con una compresa o tela limpia húmeda y fíjela con una venda floja. Como existe destrucción de la epidermis y de la dermis (primera y segunda capa de la piel), el proceso de cicatrización se inicia a partir de los bordes de la herida, que se tratarán de unir. El proceso es lento y se forma una cantidad excesiva de tejido lo que hace que estas se conviertan en cicatrices. Considere el empleo de una loción, pomada, spray o solución. Una vez que haya disminuido la sensación de calor de la quemadura, aplique lociones que contienen humectantes.
Las quemaduras leves usualmente se curan en 1 o 2 semanas sin tratamiento adicional, pero es necesario buscar signos que sugieran su posible infección (fiebre, dolor, supuración de la herida).
Advertencia: No use hielo para enfriar la herida. Aplicar directamente el hielo a una quemadura puede llevar a su congelación y agravar el daño a la piel.
Solo me queda añadir que la persona que me ha asesorado, me ha dicho lo siguiente, es peligrosísimo que una marcación al fuego la haga una persona sin experiencia ya que puede hacer un daño irreversible.

Autor: Señoroscuro en clubsumision

Las bofetadas

Dijo lo que no correspondía, o hizo algo incorrecto y, de la nada y como un rayo, aparece una mano que le deja la cara ardiendo, los ojos húmedos y a Ud. sintiéndose humillado y castigado. Acaba de recibir uno de los castigos más antiguos, una bofetada.
Los sopapos en la cara son algo excitante, polémico y peligroso. Tan peligroso, que le rogamos, por lo que su sumiso le importa, que no continúe leyendo este artículo sin leer primero "SEGURIDAD: Las Bofetadas" (ver abajo)
Son polémicos por sus peligros, y por sus profundas consecuencias psicológicas. La víctima quedará totalmente humillada, y puede despertar viejas cicatrices mentales, si su sumiso fue abofeteado abusivamente antes.
Pegar en la cara es degradante, insultante, humillante. El impacto de la mano del otro en el rostro es percibido por la mayoría de la gente como una intrusión a su privacidad, un golpe a su intimidad, mucho más que los golpes en otras partes del cuerpo. Es sólo un punto menos insultante que ser escupido en la cara.
Así que, antes de abofetear a su sumiso, esté seguro de que es lo que él/ella quiere. Una bofetada no consensuada, o en el momento equivocado puede arruinar sus juegos.
Pero es realmente excitante recibir una bofetada, aún si suave, para llamar su atención, para informarle de que su comportamiento no es correcto, como aviso de que está en camino a un castigo más severo. Y para recordarle quién manda. Se va a sentir como un niño cuando es regañado por un adulto.

*Donde y cómo pegar
Hay SÓLO UN LUGAR, el centro de la mejilla. No pegue ni más arriba ni más abajo, y recuerde que el castigado va a mover la cara para intentar evitar la bofetada, así que asegúrese de donde pega.
Relaje la mano y la muñeca y deje que su mano pegue como si fuera una correa. No ponga la mano rígida como una paleta.
Pegue con la palma y los dedos, con suficiente fuerza como para que arda, pero no como para provocar dolor y tenga cuidado de dónde pegan sus dedos. El ardor es sólo superficial, de la piel. El dolor es más profundo, e indica algún daño.
Y si su mano es grande en comparación con la cara de su sumiso, pegue sólo con los dedos.
Las bofetadas deben ser suaves pero secas. Haga arder, no doler. No siga el movimiento, dando vuelta la cara de su sumiso. Detenga la mano cuando toque la cara. Eso es bastante no sólo para hacer arder, sino para dejar una marca rojiza, que, si sus dedos estaban algo abiertos, va a tener la forma de su mano, una visión muy sensual.

*Como jugar
Con todas las restricciones de seguridad, las bofetadas no pueden ser un juego demasiado físico. Pero el placer del juego no es tanto el efecto físico, sino el psicológico.
Puede usarlo en mucha situaciones. Como un aviso, como dijimos antes. Para resaltar su argumento, cuando lo regaña. Subraye cada frase con una bofetada, para reforzar la lección. Para mostrar quién manda, durante una relación sexual ruda. E inclusive como castigo.
Puede pegar siempre en la misma mejilla, para que el ardor se acumule, o puede alternar mejillas, pegando alternativamente en cada una. Puede abofetear cada mejilla con la mano opuesta, o alternar bofetadas de derecho y revés (pero recuerde los nudillos) con la misma mano.
Pruebe una ráfaga de tres o cuatro bofetadas suaves pero rápidas en la misma mejilla y verá que no es necesario pegar fuerte para castigar.

*Un ritual de bofetadas
Para un gran final mi favorita: siéntese en una silla, haga que su sumiso se arrodille entre sus piernas, bien derecho y con las manos a la espalda, atadas de ser necesario.
Sosténgale la cabeza con una mano, de la nuca, de un puñado de cabello, de su cuello (con cuidado) o de su barbilla, forzándola/lo a mirarlo, así puede ver el miedo en sus ojos, su cara retorciéndose y sus ojos parpadeando a cada bofetada.
Comience a regañarlo, explicado otra vez las reglas, su razón, diciéndole como espera que se comporte en adelante. Y subraye cada frase de lo que debería ser un largo regaño con una bofetada. Cada sopapo arde sólo un poco, pero la incomodidad se acumula, y muy pronto él o ella estarán arrepentidos, preguntándose si alguna vez acabará, sus ojos llenos de lágrimas, su cara enrojecida. Va a recordar la lección por largo tiempo.
Otra posibilidad es hacerlo de pié, sosteniéndolo contra una pared con su mano en la parte superior de su cuello, el dorso contra la mandíbula, (asegúrese de no restringir su respiración) forzándolo a levantar la cara. No puede mover la cabeza para atrás, por la pared, para el frente por su mano, y tiene que quedarse allí, mirándolo y recibiendo las inacabables bofetadas. (Si pega con fuerza golpeará la nuca contra la pared. Ni lo intente).
También puede hacerse con el sumiso parado quieto, en posición de firmes, sin apoyo y desatado. Debe aceptar las bofetadas voluntariamente, como merecidas. No se permite ningún movimiento.

*SEGURIDAD: Las Bofetadas
Las bofetadas en la cara son peligrosas. Pegar en cualquier parte de la cabeza es peligroso, y, como probablemente ya notaron, la cara está al frente de la cabeza.
Nunca, jamás, se debe pegar con la mano cerrada, con el puño (y eso significa no, no, nein, non, não, nyet (¿o debería ser njet?). Si todavía no lo entendió, busque en un diccionario la traducción de “NO” en español a su idioma.
Pero aún con la palma y los dedos, puede lastimar a su sumiso.
Primero, le sacudirá la cabeza. Eso es peligroso por el efecto “látigo” en el cuello, que puede lastimar las vértebras, músculos y tendones de cuello (o, si extremo, aún rompérselo). Para disminuirlo, podría sostener la cara del castigado con su mano libre.
Segundo, le sacudirá el cerebro, que golpeará en las paredes del cráneo, produciendo una pequeña concusión. Esta es la razón de que el sumiso quede mareado, y del knock out del boxeador. Impactos muy fuertes, o repetidos pueden, como en los boxeadores, dañar el cerebro.
Sacudir la cabeza puede también provocar desprendimiento de retina. No hace falta un impacto muy fuerte si hubiera un punto débil.
Nunca pegue en las sienes, puede matarlo o sobre las orejas, la presión del aire puede romper los tímpanos. Hay una tortura que consiste en golpear simultáneamente sobre ambas orejas, pero a los torturadores no suele importarles el bienestar de sus víctimas. A usted debería.
La cara tiene muy poca protección. Puede sentir los huesos desde afuera. Entonces, el dolor de las bofetadas es causado por aplastar los músculos y nervios contra los huesos. Hay muchos músculos pequeños en la cara, y todos ellos contribuyen a darle a la cara humana sus expresiones. Si daña cualquiera de ellos la cara se verá extraña, menos “humana”. Y si el daño es importante, su sumiso quedará desfigurado.
Desde luego, si pega lo bastante fuerte, romperá el pómulo (dañando inevitablemente algunos músculos y nervios) o dislocará o romperá la articulación de la mandíbula, la que, si bien es muy fuerte, no fue diseñada para recibir un impacto lateral. Para disminuir este riesgo, el sumiso puede cerrar la boca con fuerza.
También podría romper o arrancar algún diente.
Si el impacto es fuerte o el que abofetea es más grande que el abofeteado, éste perderá el equilibrio y podría caerse o golpearse contra una pared, los muebles, o algún otro objeto.
Así que olvídese de ese sopapo de revés que le da vuelta la cara y lo lanza a un lado con los ojos húmedos y los oídos resonando. Puede verse impresionante (y excitante) en las películas, pero la sensación no compensa el riesgo de daños.
Esto es lo peor, pero no es todo. Cuando aplasta la piel contra los huesos, puede romper algunos vasos sanguíneos, produciendo moretones. Un hombre recibirá bromas frontales, y puede responder con otra broma: “hubieras visto al otro”. Para una mujer es mucho peor porque, no importa cuan ingeniosa sea su explicación, la gente hablará a sus espaldas, y será considerada una mujer golpeada (a menos que explique que está en BDSM y que es sólo una señal de amor, pero entonces será considerada una pervertida. Su elección.) Desde luego, será peor si el moretón toma la forma de un “ojo negro”.
No hace falta mucha fuerza para cortar los labios o el interior de la mejilla contra los dientes. Ésta es la razón del “gusto a sangre” en la boca.
Antes de dar una bofetada quítese los anillos y pulseras, y haga que el sumiso se quite aros o similares.
Cuando use el revés de la mano, recuerde que tiene los huesos de las articulaciones sobresaliendo. No pegue de revés, o hágalo con mucho cuidado.

Así que pegue sólo para hacer arder, y juegue seguro. Ningún juego vale el riesgo de lastimar a su pareja y, si pega fuerte, sin duda LA LASTIMARÁ.

Manténgalo seguro, sensato y consensuado, y diviértase.

Extraido de: ecstagony.com