Tener una mujer sumisa

Tener una sumisa no es tener sólo un cuerpo para abusar, usar, maltratar, marcar o satisfacer cualquier otra de sus parafilias, cuando uno quiera y de la forma que se desee. No es sólo dar órdenes y usar el lenguaje feudal. No es sólo decorar la definición de BDSM, Bondage, Shibari, Sadomasoquismo etc. y creer que se es un verdadero maestro en la dominación.

Tener una sumisa es tener una mujer que le dará el alma y esta le pertenecerá por toda la eternidad. Es tener una mujer que hará de todo para hacerle feliz, como Dominante, como vainilla, como chocolate o como cualquier otra definición que quiera usar para definirle dentro de ese su microuniverso que le gusta llamar de "dominios".

Tener una sumisa es tener una mujer que su día a día irá a trabajar normalmente y, cuando esté en su presencia, se arrodillará a sus pies e implorará para que usted la humille, la penetre y haga de ella lo que usted quiera, pues usted es el Dueño.

Aún así, tras hacer todo eso y hasta algo de más que su imaginación perversa pueda querer, en el fin, cuando esté todo terminado, las velas estén siendo apagadas, el látigo no esté más cortando el aire y ni marcando la piel de ella, en este momento ella mirará a sus ojos con la voz temblorosa y dirá: "Yo le amo demasiado, Dueño. Gracias por hacerme suya!".
Usted con una sonrisa de satisfacción, por haber proporcionado a aquella pequeña criatura un placer que no podría ser traducido en palabras, dirá: “Yo también te amo mucho, mi perrita. Estoy feliz y orgulloso de que me pertenezcas!".

Sí, será así. Uno declarando amor al otro, después de una sesión. De esa forma aún sin adornos lingüísticos usados en los feudos. Sin exibiciones en lugares públicos. Sólo los dos. De la forma más primitiva que puede haber entre un hombre y una mujer. Cuando eso pase, el Dominante tendrá su sumisa. Y la sumisa será de un Dominante.

Autor: Sir Lucyus Ghostwish
de su blog: "Ghostwish World"
(traducido por kaya)

4 comentarios:

jjadde{C2} seda roja dijo...

Me dejas sin palabras, querida mia...


un abrazo desde mi corazon...no e imaginas cuanto me lei en este post tan bello..


besos de una kajira

Farid dijo...

Una hermosa entrada kaya, casi, casi... un dulce cuento de hadas.

Me ha gustado, aunque esa tan solo es una opción, no siempre el amor envuelve una relación D/s.

Saludos kaya.

carmesí[SrD] dijo...

Buen trabajo has echo kaya, es una muy buena entrada, pero así como dice el Señor Farid, un hermoso cuento de hadas que toda sumisa quisiera.
Que la sumisa ame, no es novedad, el AMO también puede amar, pero en menor escala.
Saludos
carmesí

kaya dijo...

*jjadde{C2} seda roja, mi querida kajira, celebro que te haya parecido tan bello como a mi :)
Un besito muy cariñoso, preciosa.

*Mi querido Farid... y que significa amar?
Yo creo que esta es una forma "diferente" de amor. Personalmente yo no me podría entregar a un Amo, sin amarle. Esto no necesariamente quiere decir estar enamorada de esa forma idílica que vemos en las peliculas, de esa manera que se enamoran los adolescentes...
Lo que si creo es que una relación D/s es tan íntima, tan intensa, que provoca unos sentimientos (se llamen amor o como se quiera) tan fuertes que ni se pueden describir, ni se pueden expresar con solo cuatro letras.
Un besito, Señor.

*carmesí[SrD] Creo que tod@s, Amos y sumisas, somos ademas del rol personas y cada uno pondrá el amor que pueda, que quiera, en la relación. De lo que se trata es de que ambas partes se sientan felices con el "amor" que la otra parte le regala. Pero... es solo mi opinión.
Un placer verte por aquí. Gracias por tu comentario y espero que me sigas visitando.
Un besito.