Milagro

A través de mi brotan voces prohibidas,
voces del sexo y del apetito,
voces veladas y yo aparto el velo
voces indecentes, clarificadas,
transfiguradas por mí.
Cubro mis labios con la mano,
Me conservo tan puro en las entrañas
como en la cabeza y el corazón,
La cópula no es para mí más vergonzosa
que la muerte.
Yo creo en la carne y en los apetitos,
Ver, oír, tocar, son milagros,
y cada parte de mí es un milagro.

Fragmento de "Canto a mi mismo"
de Walt Whitman

2 comentarios:

Juank dijo...

Precioso canto.

A tus PIES

Farid dijo...

Mas que un canto parece un profundo y hermoso aullido.

Saludos, siempre cariñosos para tí.