Marcas de propiedad

Según la R.A.E. las dos primeras acepciones de propiedad es "1. f. Derecho o facultad de poseer alguien algo y poder disponer de ello dentro de los límites legales. / 2. f. Cosa que es objeto del dominio, sobre todo si es inmueble o raíz".
Y respecto a marca dice: "Señal hecha en una persona, animal o cosa, para distinguirla de otra, o denotar calidad o pertenencia”.
Si hablamos de BDSM marcar es poner una marca de propiedad en el cuerpo de un sumiso o esclavo.
Estas marcas pueden ser de diferentes tipos según acuerden Amo y sumiso, e incluso variar dependiendo del momento y/o el lugar. Pueden ser temporales o permanentes, pueden ser visibles por todo el mundo y bien evidentes, o que sólo algunos iniciados sepan interpretarlas como tales; o ser disimuladas y quedar como algo privado entre Amo y sumiso.
Las marcas suelen hacerse al sumiso cuando hay una relación prolongada; en el caso de hacer un contrato de propiedad es habitual que se especifique la posibilidad de un marcaje permanente, en ocasiones indicando de que tipo e incluso las dimensiones en cm, o el lugar del cuerpo… Suelen ser más habituales en relaciones 24/7, cuando ambas partes se conocen lo suficientemente bien y no han tomado a la ligera sus responsabilidades: el Dominante asume que tener la propiedad de un esclavo supone aceptar la responsabilidad de cuidarlo, y para el sumiso significa el compromiso personal de pertenecer a otra persona.
La propiedad también puede ser un sentimiento o un estado de ánimo. Un sumiso puede tener sesiones con diferentes Amos, y sentirse “suyo” el tiempo que dura la sesión, pero si estos juegos son esporádicos y sin más implicación, el sumiso no es de su propiedad.
El primer símbolo que nos viene a la mente a todos al hablar de propiedad es el collar. No es sólo un símbolo de sumisión, también puede serlo de propiedad, y es el más habitual, por ser un objeto cargado de connotaciones, fácil de conseguir, y de poner/quitar.

PIERCING
Es la forma de ornamentar el cuerpo en otras partes que no son las orejas con joyas. Se pueden hacer piercings en nariz, cejas, labios y pezones. En mujeres, también en clítoris, labios mayores y menores, En varones, el piercing puede colocarse en el glande y escroto. Pueden ser temporales, pasando una aguja muy fina bajo la piel, o permanentes, cuando la aguja deja un agujero. Las joyas varían desde un simple aro hasta la más sofisticada joyería. Cadenas, cuerdas y pinzas pueden coger los piercing para estirar la piel.
Desde que un objeto rompe la superficie de la piel, puede sangrarse abundantemente, como consecuencia de la hemorragia, del contacto con la sangre, pueden venir algunas infecciones fácilmente. Infección en la sangre, gangrena o incluso la muerte pueden devengarse de un piercing en el que no se han tomado precauciones. A causa de los peligros que implica, los piercings eróticos deben evitarse. Toda la joyería debe ser desinfectada a fondo antes de su uso y el área donde van a ser colocados, limpiada con un jabón antibacteriano


TATUAJE
*Etimología
El origen de la palabra Tatuaje es incierto. Se dice que deriva de la palabra Ta del Polinesio "golpear", o de la antigua práctica de crear un tatuaje por medio del golpeteo de un hueso contra otro sobre la piel con el consiguiente sonido "tau-tau". La palabra latina para tatuaje es estigma, y el significado original se refleja en los diccionarios modernos. Entre las definiciones de estigma están "marca hecha con un instrumento afilado", "marca para reconocimiento hecha en la piel de un esclavo o criminal" y "marca de culpabilidad".
*Historia
Los ejemplos más antiguos del tatuaje en la actualidad son las momias tatuadas. En 1991 se encontró en un glaciar a un cazados de la era neolítica, tenía la espladas y rodilla tatuadas. Antes que fuera descubierta la momia del cazador, la persona tatuada más antigua era la sacerdotisa Amunet adoradora de Hathor, diosa del amor y la fertilidad. Vivió en Tebas alrededor del 2000 a.c.. Sus tatuajes eran del estilo de los del cazador lineales y simples, con diseños de puntos y rayas.
El tatuaje egipcio estaba relacionado con el lado erótico, emocional y sensual de la vida. El tatuaje incaico estaba caracterizado por diseños gruesos y abstractos que se asemejan a los tribales actuales. En muchas culturas los animales con el tema más frecuente y están asociados tradicionalmente con la magia, tótems y el deseo de la persona tatuada de identificarse con el espíritu del animal.
Se cree que el proceso de tatuaje era mucho más elaborado que en la actualidad. Era un ritual que, por ejemplo, en Egipto era realizado casi exclusivamente por mujeres, un proceso doloroso que la mayoría de las veces se usaba para demostrar valentía o confirmar la madurez, en la misma forma que todavía se puede observar en los rituales de tribus de Nueva Zelanda
Borneo es uno de los pocos lugares donde se practica actualmente la forma tradicional del tatuaje tribal como lo fuera hace miles de años. El tatuaje y el piercing recuerdan al arte de Bali y Java, y los instrumentos de tatuaje son similares a los usados en Polinesia. Los hombres se tatuaban a temprana edad principalmente como medio de ornamentación. El tatuaje de la Polinesia fue el más artístico en el mundo antiguo. Estaba caracterizado por diseños geométricos elaborados, los que usualmente eran embellecidos y renovados durante toda la vida del individuo hasta que llegaban a cubrir el cuerpo entero. El tatuaje era una parte natural de su vida y arte y tenía un profundo significado cultural y social, inclusive según Marco Polo en su "Travels", el respeto a una persona se medía por la cantidad de tatuajes que la misma tuviera.
También se usaban en la antigüedad para impresionar y asustar a los enemigos en el campo de batalla como fuera utilizado por antiguas poblaciones de las Islas Británicas, cuyos guerreros tatuaban sus caras y cuerpos para estar preparados para la guerra, no sólo lograban espantar a sus enemigos sino que también consiguieron gracias a esta costumbre sus nombres, que derivaron de raíces celtas y latinas con significados vinculados al tatuaje.
El tatuaje se usaba como castigo, y los individuos acusados de sacrilegio debín ser tatuados. Debido a esto, los médicos griegos y romanos empezaron a practicar la remoción de tatuajes. Se abandonó lentamente el tatuaje de esclavos y criminales al extenderse el cristianismo en el Imperio Romano. Los cristianos eran hostiles al tatuaje ya que creían que si Dios había creado al hombre a su imagen y semejanza, era pecaminosos que el hombre tratara de alterar su imagen, por esto el emperador Constantino, primer emperador cristiano de Roma, emitió un decreto en contra de esta actividad. Se cree que la actitud negativa contra el tatuaje tuvo su origen en este decreto y esta posicón fue adoptada por varias religiones durando hasta nuestros dís. A pesar de esto, existen registros de que los guerreros religiosos de las Cruzadas se hacían tatuar crucifijos para asegurarse un entierro cristiano, también los peregrinos que iban a Jerusalén se hacín tatuar crucifijos para recordar su viaje y como presencia constante de su fé.
A pesar que Aztecas y Hopis no usaban tatuajes, se asoció el tatuaje en Norteamérica con prácticas religiosas y mágicas, era un rito simbólico del pasaje a la pubertad y una marca única que permitiría que el alma superara los obstáculos en su camino a la muerte. Muchas tribus practicaban el tatuaje terapéutico cuya ceremonia era acompañada por canciones y danzas que se suponía exorcisaba los demonios. El tatuaje era una práctica común entre los nativos de América Central, los nativos tatuaban en sus cuerpos las imágenes de sus dioses y los guerreros conmemoraban sus victorias en batalla por medio de los tatuajes. Los únicos registros precolombinos sobrevivientes se encuentran en esculturas representados por líneas grabadas en los cuerpos de figuras humanas.
El arte de tatuaje fue redescubierto por los exploradores. Banks, artista científico que navegó junto al Capitán Cook, describió en detalle en 1769 el proceso del tatuaje de la Polinesia. Los marineros de Cook iniciaron la tradición de los hombres de mar tatuados y desparramaron rápidamente esta afición entre los marineros, quienes aprendieron el arte de los tatuadores polinesios, lo practicaron a bordo y luego instalaron sus estudios de tatuaje en los puertos. También fueron los viajes de Cook los que describieron el arte Moko entre los maoríes, un elaborado y muy doloroso proceso que duraba meses y que daba por resultado diseños negros en espiral y a rayas. El tatuaje fue ampliamente practicado entre los marineros, trabajadores y convictos durante la primera parte del siglo XIX. Los miembros de las clases media y alta lo consideraban por debajo de su dignidad, y nunca fue popular entre los nobles como lo fuera en Inglaterra.
En América donde había existido desde siglos atrás, solo tuvo eco masivo durante la Guerra Civil. Las ferias mostraban sus personajes tatuados y alcanzó al igual que en Europa gran eco entre los personajes de alcurnia. Uno de los primeros tatuadores profesionales fue C.H. Fellows. Se considera que el primer estudios de tatuajes fue abierto en 1870 en Nueva York por Martin Hildebrandt, inmigrante alemán. Su mayor competencia fue Samuel O'Reilly inventor de la máquina de tatuar en 1891. La patentó y ofreció a la venta conjuntamente con los colores, diseños y otros suministros, esta máquina estaba inspirada en una maquinaria inventada por Thomas Edison.
Alrededor de 1900 existían estudios de tatuaje en casi todas las ciudades importantes. La mayoría de las imágenes tradicionales de USA se originaron en los diseños de Lew Alberts que dominaron los temas patrióticos, sentimentales y religiosos por m´s de 50 años. Asimismo, Charles Wagner introdujo muchas innovaciones: fue el primer tatuador americano que practicó con éxito el tatuaje cosmético, tatuó perros y caballos como medio de identificación y experimentó con métodos químicos para remover los tatuajes.
El tatuaje antiguo tiene mucho en común con el tatuaje moderno, y podemos considerar que estamos en presencia de una evolución continua de un arte con orígenes profundos y universales en la humanidad.
Extraido de: tattootabu.com

BRANDING
Las marcaciones al fuego además de dolorosas son peligrosas si no se hacen y se cuidan posteriormente en su aspecto higiénico.
Las quemaduras son un tipo específico de lesión de los tejidos blandos y sus estructuras adyacentes, producidas por agentes físicos, sustancias químicas, por corriente eléctrica y por radiación. La gravedad de la quemadura depende de la temperatura del medio que la causó.
Una marcación al fuego produce quemaduras de segundo grado. Otro factor de gravedad es la ubicación de la lesión en el cuerpo, la extensión, la profundidad, la edad y en el estado de salud de la persona.
Dicho esto veamos la mejor manera de tratar estas lesiones para minimizar los daños.
Enfríe el área quemada durante varios minutos, aplicando compresas de agua fría sobre la lesión.
No use hielo sobre la zona quemada.
Cubra el área afectada con una compresa o tela limpia húmeda y fíjela con una venda floja. Como existe destrucción de la epidermis y de la dermis (primera y segunda capa de la piel), el proceso de cicatrización se inicia a partir de los bordes de la herida, que se tratarán de unir. El proceso es lento y se forma una cantidad excesiva de tejido lo que hace que estas se conviertan en cicatrices. Considere el empleo de una loción, pomada, spray o solución. Una vez que haya disminuido la sensación de calor de la quemadura, aplique lociones que contienen humectantes.
Las quemaduras leves usualmente se curan en 1 o 2 semanas sin tratamiento adicional, pero es necesario buscar signos que sugieran su posible infección (fiebre, dolor, supuración de la herida).
Advertencia: No use hielo para enfriar la herida. Aplicar directamente el hielo a una quemadura puede llevar a su congelación y agravar el daño a la piel.
Solo me queda añadir que la persona que me ha asesorado, me ha dicho lo siguiente, es peligrosísimo que una marcación al fuego la haga una persona sin experiencia ya que puede hacer un daño irreversible.

Autor: Señoroscuro en clubsumision

4 comentarios:

Ana dijo...

Estupendo artículo nena, un beso enorme.

kaya dijo...

Muchas gracias cariño. Celebro que te haya gustado.
Me lo curro todo lo que puedo para seguir haciendo de mi rincón un sitio que os apetezca visitar ;)
Gracias y un besote grandote :)

Anónimo dijo...

Mmmmmm...casualidad encontrarme esta entrada en tu blog justo tras la última conversación?jejeje :P
Un besazo

shazadi{M}

kaya dijo...

jajajaja... casualidad?... ya te lo expliqué ayer ;)
Que te quiero mucho, mi katxorrita linda.
Besis mil, guapa mas que guapppa!!