Cuando Londres se viste de cuero

El Fetish Weekend, del 1 al 4 de octubre, amplía en la capital británica los horizontes del erotismo.
Antes de que el lector de El Viajero, ávido por descubrir territorios inexplorados, proteste porque ya no queda un rincón virgen en Londres, permítannos recordarles la famosa cita de Samuel Johnson: "Quien está cansado de Londres, está cansado de vivir". Casi 300 años más tarde, estas palabras son tan relevantes como siempre. Porque Londres, como muchas de las complejas metrópolis modernas, no acaba nunca de darnos sorpresas. Del 1 al 4 de octubre, y por segundo año consecutivo, el vicio inglés abandona la intimidad del dormitorio o del club privado, acercando al gran público la vibrante escena BDSM (bondage, dominación y sadomasoquismo) británica con el London Fetish Weekend o el fin de semana del fetichismo en la capital británica.

Heredero de una larga tradición comenzada en la famosa casa de flagelación de Mrs. Berkeley en el Covent Garden del siglo XIX, y que desemboca en esta celebración de diferencia erótica que lleva ya doscientos años sin asustarse de nada, el Fetish Weekend es un festival surgido no de una agenda política ansiosa por vender una imagen con sello cool sino por los entusiastas de estas prácticas, cuyo activismo y relevancia social comienza ya a compararse con el movimiento gay. Pero no es de política de lo que se va a hablar hoy, sino de decadencia para las sensibilidades más refinadas.
Con un tacón afilado
Comenzamos con un plato ligero el viernes 1 de octubre, con Chaz Royal en el legendario club Madame Jo-Jo's del Soho. Chaz Royal, a medio camino entre el cabaret y el fetichismo, nos deleitará con un espectáculo retro que durará hasta la madrugada. Una forma perfecta de introducir un afilado, pero tímido tacón de la forma más teatral y amable en la escena BDSM. Chaz Royal es la primera cita donde reunirse con viejos y nuevos amigos con los que compartir las correrías que se avecinan y, como tal, es un interesante punto de observación y encuentro.

Si nuestra intención es divertirnos como los nativos, será esencial hacerlo con vestuario y accesorios apropiados. Para esto debemos visitar LAM (London Alternative Market), la feria de moda y parafernalia S/M. Este mercado tiene lugar el segundo domingo de cada mes en el sur de Londres, pero en esta ocasión cruza el Támesis para establecerse (durante el sábado 2 y el domingo 3) en el National Hotel en Russell Square, a un tiro de piedra del Museo Británico. LAM, con su relajada cordialidad, es el lugar donde poner al día el vestuario de látex mientras disfrutamos una pinta de real ale en el bar. Otra razón para no perderse la visita a LAM es que atrae a artesanos y diseñadores de todo el país, especializados en látex, cuero y todo tipo de aparejos tanto para los veteranos practicantes del vicio inglés como para la pareja experimental. Abre desde las doce de la mañana hasta las siete de la tarde, una hora perfecta para dar paso a los clubes y fiestas donde lucir los últimos diseños adquiridos.

De copas en la mazmorra
¿Quién no ha oído hablar de Torture Garden, pionero en la escena fetichista y responsable de llevar el BDSM a la cultura de club en los noventa? Los puristas le acusan de ser poco más que un baile de disfraces, pero como segunda incursión en este mundo es sin duda el lugar más recomendable por su carácter lúdico, ambiente de baile y, por supuesto, el derroche de imaginación de los propios asistentes, que continuamente expanden las posibilidades del látex y la fantasía erótica en forma de vestuario y performances.
Otro club ineludible este fin de semana es Subversión, una alternativa para aquellos que prefieren una fiesta más íntima, a la vez que realmente dedicada a la práctica del BDSM. Situado en Aldgate, cerca de Brick Lane, este pequeño club, con su bien provista mazmorra, no es quizá apto para neófitos. Sea cual sea el club elegido para la noche, es importante recordar que en todos ellos el código de vestuario es muy estricto: no se admite ropa de calle o vestir simplemente de negro, como es el caso en otros países. A pesar de su reputación reservada, los británicos pueden sorprendernos por la desinhibición y creatividad que muestran en lugares establecidos al efecto. Torture Garden y Subversión son fiestas garantizadas donde disfrutar de las noches más decadentes de Londres.
Si hemos sobrevivido al desenfreno de clubes nocturnos, el domingo 4 de octubre nos acoge el Kinky Salon, el último evento del Fetish Weekend. Mezcla de arte, performance y BDSM, este exclusivo espacio no deja de intrigarnos. Heredero del salón artístico georgiano, como el Hellfire Club, donde la alta cultura y la depravación se reconocen como fuentes de inspiración mutua, atraerá sin duda a la mestiza escena bohemia y artística del East End, donde tiene su sede. Aunque en esta edición especial se abre a un público más amplio, mantiene su misterio, y la dirección exacta del lugar sólo se dará a conocer tras confirmarse la asistencia con la compra de entradas. Creado originalmente por un grupo de artistas de intereses queer (marica), hace énfasis en mezclar la teatralidad y el ritual del BDSM con prácticas artísticas contemporáneas. El Kinky Salon tiende un puente entre la galería de arte, la cultura de calle londinense y la escena fetichista, a menudo percibida como un reducto exclusivo. Si aún nos queda energía para acercarnos el East End, Kinky Salon promete ser el broche individualista para un fin de semana único pero que, con la celebración del estilizado ritual erótico, es algo no ya londinense, sino quintaesencialmente británico. Qué mejor manera de conocer un poco más las peculiaridades de esta nación insular que a través de los vicios privados a los que han dado nombre.

GUÍA
Información
» London Fetish Weekend 2009 (www.londonfetishweekend.com). En la web oficial aparecen todos los eventos que conforman la apretada agenda del festival.
» Club Madame Jo-Jo's (www.madamejojos.com). 8-10, Brewer Street. Local en el Soho con propuestas sadomaso hasta las 3.00.
» LAM (www.londonalternativemarket.com). El mercado abre sus puertas el primer domingo de cada mes en The Rise, 49A Lavender Gardens, de 12.00 a 18.00. Entrada, 4 libras (4,50 euros). Durante el Fetish Festival, se establece en el National Hotel en Russell Square.
» Torture Garden (www.torturegarden.com; 00 44 20 76 13 47 33). Sus fiestas cambian de sala regularmente, han convertido TG en un icono del mundo fetiche.
» Subversión (www.clubsubversion.com; 00 44 20 75 82 45 45). 92-98, Vauxhall Walk.
» Kinky Salon (kinkysalon.com).

Itziar Bilbao Urrutia - 19/09/2009
Elpais.com

Marcas de propiedad

Según la R.A.E. las dos primeras acepciones de propiedad es "1. f. Derecho o facultad de poseer alguien algo y poder disponer de ello dentro de los límites legales. / 2. f. Cosa que es objeto del dominio, sobre todo si es inmueble o raíz".
Y respecto a marca dice: "Señal hecha en una persona, animal o cosa, para distinguirla de otra, o denotar calidad o pertenencia”.
Si hablamos de BDSM marcar es poner una marca de propiedad en el cuerpo de un sumiso o esclavo.
Estas marcas pueden ser de diferentes tipos según acuerden Amo y sumiso, e incluso variar dependiendo del momento y/o el lugar. Pueden ser temporales o permanentes, pueden ser visibles por todo el mundo y bien evidentes, o que sólo algunos iniciados sepan interpretarlas como tales; o ser disimuladas y quedar como algo privado entre Amo y sumiso.
Las marcas suelen hacerse al sumiso cuando hay una relación prolongada; en el caso de hacer un contrato de propiedad es habitual que se especifique la posibilidad de un marcaje permanente, en ocasiones indicando de que tipo e incluso las dimensiones en cm, o el lugar del cuerpo… Suelen ser más habituales en relaciones 24/7, cuando ambas partes se conocen lo suficientemente bien y no han tomado a la ligera sus responsabilidades: el Dominante asume que tener la propiedad de un esclavo supone aceptar la responsabilidad de cuidarlo, y para el sumiso significa el compromiso personal de pertenecer a otra persona.
La propiedad también puede ser un sentimiento o un estado de ánimo. Un sumiso puede tener sesiones con diferentes Amos, y sentirse “suyo” el tiempo que dura la sesión, pero si estos juegos son esporádicos y sin más implicación, el sumiso no es de su propiedad.
El primer símbolo que nos viene a la mente a todos al hablar de propiedad es el collar. No es sólo un símbolo de sumisión, también puede serlo de propiedad, y es el más habitual, por ser un objeto cargado de connotaciones, fácil de conseguir, y de poner/quitar.

PIERCING
Es la forma de ornamentar el cuerpo en otras partes que no son las orejas con joyas. Se pueden hacer piercings en nariz, cejas, labios y pezones. En mujeres, también en clítoris, labios mayores y menores, En varones, el piercing puede colocarse en el glande y escroto. Pueden ser temporales, pasando una aguja muy fina bajo la piel, o permanentes, cuando la aguja deja un agujero. Las joyas varían desde un simple aro hasta la más sofisticada joyería. Cadenas, cuerdas y pinzas pueden coger los piercing para estirar la piel.
Desde que un objeto rompe la superficie de la piel, puede sangrarse abundantemente, como consecuencia de la hemorragia, del contacto con la sangre, pueden venir algunas infecciones fácilmente. Infección en la sangre, gangrena o incluso la muerte pueden devengarse de un piercing en el que no se han tomado precauciones. A causa de los peligros que implica, los piercings eróticos deben evitarse. Toda la joyería debe ser desinfectada a fondo antes de su uso y el área donde van a ser colocados, limpiada con un jabón antibacteriano


TATUAJE
*Etimología
El origen de la palabra Tatuaje es incierto. Se dice que deriva de la palabra Ta del Polinesio "golpear", o de la antigua práctica de crear un tatuaje por medio del golpeteo de un hueso contra otro sobre la piel con el consiguiente sonido "tau-tau". La palabra latina para tatuaje es estigma, y el significado original se refleja en los diccionarios modernos. Entre las definiciones de estigma están "marca hecha con un instrumento afilado", "marca para reconocimiento hecha en la piel de un esclavo o criminal" y "marca de culpabilidad".
*Historia
Los ejemplos más antiguos del tatuaje en la actualidad son las momias tatuadas. En 1991 se encontró en un glaciar a un cazados de la era neolítica, tenía la espladas y rodilla tatuadas. Antes que fuera descubierta la momia del cazador, la persona tatuada más antigua era la sacerdotisa Amunet adoradora de Hathor, diosa del amor y la fertilidad. Vivió en Tebas alrededor del 2000 a.c.. Sus tatuajes eran del estilo de los del cazador lineales y simples, con diseños de puntos y rayas.
El tatuaje egipcio estaba relacionado con el lado erótico, emocional y sensual de la vida. El tatuaje incaico estaba caracterizado por diseños gruesos y abstractos que se asemejan a los tribales actuales. En muchas culturas los animales con el tema más frecuente y están asociados tradicionalmente con la magia, tótems y el deseo de la persona tatuada de identificarse con el espíritu del animal.
Se cree que el proceso de tatuaje era mucho más elaborado que en la actualidad. Era un ritual que, por ejemplo, en Egipto era realizado casi exclusivamente por mujeres, un proceso doloroso que la mayoría de las veces se usaba para demostrar valentía o confirmar la madurez, en la misma forma que todavía se puede observar en los rituales de tribus de Nueva Zelanda
Borneo es uno de los pocos lugares donde se practica actualmente la forma tradicional del tatuaje tribal como lo fuera hace miles de años. El tatuaje y el piercing recuerdan al arte de Bali y Java, y los instrumentos de tatuaje son similares a los usados en Polinesia. Los hombres se tatuaban a temprana edad principalmente como medio de ornamentación. El tatuaje de la Polinesia fue el más artístico en el mundo antiguo. Estaba caracterizado por diseños geométricos elaborados, los que usualmente eran embellecidos y renovados durante toda la vida del individuo hasta que llegaban a cubrir el cuerpo entero. El tatuaje era una parte natural de su vida y arte y tenía un profundo significado cultural y social, inclusive según Marco Polo en su "Travels", el respeto a una persona se medía por la cantidad de tatuajes que la misma tuviera.
También se usaban en la antigüedad para impresionar y asustar a los enemigos en el campo de batalla como fuera utilizado por antiguas poblaciones de las Islas Británicas, cuyos guerreros tatuaban sus caras y cuerpos para estar preparados para la guerra, no sólo lograban espantar a sus enemigos sino que también consiguieron gracias a esta costumbre sus nombres, que derivaron de raíces celtas y latinas con significados vinculados al tatuaje.
El tatuaje se usaba como castigo, y los individuos acusados de sacrilegio debín ser tatuados. Debido a esto, los médicos griegos y romanos empezaron a practicar la remoción de tatuajes. Se abandonó lentamente el tatuaje de esclavos y criminales al extenderse el cristianismo en el Imperio Romano. Los cristianos eran hostiles al tatuaje ya que creían que si Dios había creado al hombre a su imagen y semejanza, era pecaminosos que el hombre tratara de alterar su imagen, por esto el emperador Constantino, primer emperador cristiano de Roma, emitió un decreto en contra de esta actividad. Se cree que la actitud negativa contra el tatuaje tuvo su origen en este decreto y esta posicón fue adoptada por varias religiones durando hasta nuestros dís. A pesar de esto, existen registros de que los guerreros religiosos de las Cruzadas se hacían tatuar crucifijos para asegurarse un entierro cristiano, también los peregrinos que iban a Jerusalén se hacín tatuar crucifijos para recordar su viaje y como presencia constante de su fé.
A pesar que Aztecas y Hopis no usaban tatuajes, se asoció el tatuaje en Norteamérica con prácticas religiosas y mágicas, era un rito simbólico del pasaje a la pubertad y una marca única que permitiría que el alma superara los obstáculos en su camino a la muerte. Muchas tribus practicaban el tatuaje terapéutico cuya ceremonia era acompañada por canciones y danzas que se suponía exorcisaba los demonios. El tatuaje era una práctica común entre los nativos de América Central, los nativos tatuaban en sus cuerpos las imágenes de sus dioses y los guerreros conmemoraban sus victorias en batalla por medio de los tatuajes. Los únicos registros precolombinos sobrevivientes se encuentran en esculturas representados por líneas grabadas en los cuerpos de figuras humanas.
El arte de tatuaje fue redescubierto por los exploradores. Banks, artista científico que navegó junto al Capitán Cook, describió en detalle en 1769 el proceso del tatuaje de la Polinesia. Los marineros de Cook iniciaron la tradición de los hombres de mar tatuados y desparramaron rápidamente esta afición entre los marineros, quienes aprendieron el arte de los tatuadores polinesios, lo practicaron a bordo y luego instalaron sus estudios de tatuaje en los puertos. También fueron los viajes de Cook los que describieron el arte Moko entre los maoríes, un elaborado y muy doloroso proceso que duraba meses y que daba por resultado diseños negros en espiral y a rayas. El tatuaje fue ampliamente practicado entre los marineros, trabajadores y convictos durante la primera parte del siglo XIX. Los miembros de las clases media y alta lo consideraban por debajo de su dignidad, y nunca fue popular entre los nobles como lo fuera en Inglaterra.
En América donde había existido desde siglos atrás, solo tuvo eco masivo durante la Guerra Civil. Las ferias mostraban sus personajes tatuados y alcanzó al igual que en Europa gran eco entre los personajes de alcurnia. Uno de los primeros tatuadores profesionales fue C.H. Fellows. Se considera que el primer estudios de tatuajes fue abierto en 1870 en Nueva York por Martin Hildebrandt, inmigrante alemán. Su mayor competencia fue Samuel O'Reilly inventor de la máquina de tatuar en 1891. La patentó y ofreció a la venta conjuntamente con los colores, diseños y otros suministros, esta máquina estaba inspirada en una maquinaria inventada por Thomas Edison.
Alrededor de 1900 existían estudios de tatuaje en casi todas las ciudades importantes. La mayoría de las imágenes tradicionales de USA se originaron en los diseños de Lew Alberts que dominaron los temas patrióticos, sentimentales y religiosos por m´s de 50 años. Asimismo, Charles Wagner introdujo muchas innovaciones: fue el primer tatuador americano que practicó con éxito el tatuaje cosmético, tatuó perros y caballos como medio de identificación y experimentó con métodos químicos para remover los tatuajes.
El tatuaje antiguo tiene mucho en común con el tatuaje moderno, y podemos considerar que estamos en presencia de una evolución continua de un arte con orígenes profundos y universales en la humanidad.
Extraido de: tattootabu.com

BRANDING
Las marcaciones al fuego además de dolorosas son peligrosas si no se hacen y se cuidan posteriormente en su aspecto higiénico.
Las quemaduras son un tipo específico de lesión de los tejidos blandos y sus estructuras adyacentes, producidas por agentes físicos, sustancias químicas, por corriente eléctrica y por radiación. La gravedad de la quemadura depende de la temperatura del medio que la causó.
Una marcación al fuego produce quemaduras de segundo grado. Otro factor de gravedad es la ubicación de la lesión en el cuerpo, la extensión, la profundidad, la edad y en el estado de salud de la persona.
Dicho esto veamos la mejor manera de tratar estas lesiones para minimizar los daños.
Enfríe el área quemada durante varios minutos, aplicando compresas de agua fría sobre la lesión.
No use hielo sobre la zona quemada.
Cubra el área afectada con una compresa o tela limpia húmeda y fíjela con una venda floja. Como existe destrucción de la epidermis y de la dermis (primera y segunda capa de la piel), el proceso de cicatrización se inicia a partir de los bordes de la herida, que se tratarán de unir. El proceso es lento y se forma una cantidad excesiva de tejido lo que hace que estas se conviertan en cicatrices. Considere el empleo de una loción, pomada, spray o solución. Una vez que haya disminuido la sensación de calor de la quemadura, aplique lociones que contienen humectantes.
Las quemaduras leves usualmente se curan en 1 o 2 semanas sin tratamiento adicional, pero es necesario buscar signos que sugieran su posible infección (fiebre, dolor, supuración de la herida).
Advertencia: No use hielo para enfriar la herida. Aplicar directamente el hielo a una quemadura puede llevar a su congelación y agravar el daño a la piel.
Solo me queda añadir que la persona que me ha asesorado, me ha dicho lo siguiente, es peligrosísimo que una marcación al fuego la haga una persona sin experiencia ya que puede hacer un daño irreversible.

Autor: Señoroscuro en clubsumision

Las bofetadas

Dijo lo que no correspondía, o hizo algo incorrecto y, de la nada y como un rayo, aparece una mano que le deja la cara ardiendo, los ojos húmedos y a Ud. sintiéndose humillado y castigado. Acaba de recibir uno de los castigos más antiguos, una bofetada.
Los sopapos en la cara son algo excitante, polémico y peligroso. Tan peligroso, que le rogamos, por lo que su sumiso le importa, que no continúe leyendo este artículo sin leer primero "SEGURIDAD: Las Bofetadas" (ver abajo)
Son polémicos por sus peligros, y por sus profundas consecuencias psicológicas. La víctima quedará totalmente humillada, y puede despertar viejas cicatrices mentales, si su sumiso fue abofeteado abusivamente antes.
Pegar en la cara es degradante, insultante, humillante. El impacto de la mano del otro en el rostro es percibido por la mayoría de la gente como una intrusión a su privacidad, un golpe a su intimidad, mucho más que los golpes en otras partes del cuerpo. Es sólo un punto menos insultante que ser escupido en la cara.
Así que, antes de abofetear a su sumiso, esté seguro de que es lo que él/ella quiere. Una bofetada no consensuada, o en el momento equivocado puede arruinar sus juegos.
Pero es realmente excitante recibir una bofetada, aún si suave, para llamar su atención, para informarle de que su comportamiento no es correcto, como aviso de que está en camino a un castigo más severo. Y para recordarle quién manda. Se va a sentir como un niño cuando es regañado por un adulto.

*Donde y cómo pegar
Hay SÓLO UN LUGAR, el centro de la mejilla. No pegue ni más arriba ni más abajo, y recuerde que el castigado va a mover la cara para intentar evitar la bofetada, así que asegúrese de donde pega.
Relaje la mano y la muñeca y deje que su mano pegue como si fuera una correa. No ponga la mano rígida como una paleta.
Pegue con la palma y los dedos, con suficiente fuerza como para que arda, pero no como para provocar dolor y tenga cuidado de dónde pegan sus dedos. El ardor es sólo superficial, de la piel. El dolor es más profundo, e indica algún daño.
Y si su mano es grande en comparación con la cara de su sumiso, pegue sólo con los dedos.
Las bofetadas deben ser suaves pero secas. Haga arder, no doler. No siga el movimiento, dando vuelta la cara de su sumiso. Detenga la mano cuando toque la cara. Eso es bastante no sólo para hacer arder, sino para dejar una marca rojiza, que, si sus dedos estaban algo abiertos, va a tener la forma de su mano, una visión muy sensual.

*Como jugar
Con todas las restricciones de seguridad, las bofetadas no pueden ser un juego demasiado físico. Pero el placer del juego no es tanto el efecto físico, sino el psicológico.
Puede usarlo en mucha situaciones. Como un aviso, como dijimos antes. Para resaltar su argumento, cuando lo regaña. Subraye cada frase con una bofetada, para reforzar la lección. Para mostrar quién manda, durante una relación sexual ruda. E inclusive como castigo.
Puede pegar siempre en la misma mejilla, para que el ardor se acumule, o puede alternar mejillas, pegando alternativamente en cada una. Puede abofetear cada mejilla con la mano opuesta, o alternar bofetadas de derecho y revés (pero recuerde los nudillos) con la misma mano.
Pruebe una ráfaga de tres o cuatro bofetadas suaves pero rápidas en la misma mejilla y verá que no es necesario pegar fuerte para castigar.

*Un ritual de bofetadas
Para un gran final mi favorita: siéntese en una silla, haga que su sumiso se arrodille entre sus piernas, bien derecho y con las manos a la espalda, atadas de ser necesario.
Sosténgale la cabeza con una mano, de la nuca, de un puñado de cabello, de su cuello (con cuidado) o de su barbilla, forzándola/lo a mirarlo, así puede ver el miedo en sus ojos, su cara retorciéndose y sus ojos parpadeando a cada bofetada.
Comience a regañarlo, explicado otra vez las reglas, su razón, diciéndole como espera que se comporte en adelante. Y subraye cada frase de lo que debería ser un largo regaño con una bofetada. Cada sopapo arde sólo un poco, pero la incomodidad se acumula, y muy pronto él o ella estarán arrepentidos, preguntándose si alguna vez acabará, sus ojos llenos de lágrimas, su cara enrojecida. Va a recordar la lección por largo tiempo.
Otra posibilidad es hacerlo de pié, sosteniéndolo contra una pared con su mano en la parte superior de su cuello, el dorso contra la mandíbula, (asegúrese de no restringir su respiración) forzándolo a levantar la cara. No puede mover la cabeza para atrás, por la pared, para el frente por su mano, y tiene que quedarse allí, mirándolo y recibiendo las inacabables bofetadas. (Si pega con fuerza golpeará la nuca contra la pared. Ni lo intente).
También puede hacerse con el sumiso parado quieto, en posición de firmes, sin apoyo y desatado. Debe aceptar las bofetadas voluntariamente, como merecidas. No se permite ningún movimiento.

*SEGURIDAD: Las Bofetadas
Las bofetadas en la cara son peligrosas. Pegar en cualquier parte de la cabeza es peligroso, y, como probablemente ya notaron, la cara está al frente de la cabeza.
Nunca, jamás, se debe pegar con la mano cerrada, con el puño (y eso significa no, no, nein, non, não, nyet (¿o debería ser njet?). Si todavía no lo entendió, busque en un diccionario la traducción de “NO” en español a su idioma.
Pero aún con la palma y los dedos, puede lastimar a su sumiso.
Primero, le sacudirá la cabeza. Eso es peligroso por el efecto “látigo” en el cuello, que puede lastimar las vértebras, músculos y tendones de cuello (o, si extremo, aún rompérselo). Para disminuirlo, podría sostener la cara del castigado con su mano libre.
Segundo, le sacudirá el cerebro, que golpeará en las paredes del cráneo, produciendo una pequeña concusión. Esta es la razón de que el sumiso quede mareado, y del knock out del boxeador. Impactos muy fuertes, o repetidos pueden, como en los boxeadores, dañar el cerebro.
Sacudir la cabeza puede también provocar desprendimiento de retina. No hace falta un impacto muy fuerte si hubiera un punto débil.
Nunca pegue en las sienes, puede matarlo o sobre las orejas, la presión del aire puede romper los tímpanos. Hay una tortura que consiste en golpear simultáneamente sobre ambas orejas, pero a los torturadores no suele importarles el bienestar de sus víctimas. A usted debería.
La cara tiene muy poca protección. Puede sentir los huesos desde afuera. Entonces, el dolor de las bofetadas es causado por aplastar los músculos y nervios contra los huesos. Hay muchos músculos pequeños en la cara, y todos ellos contribuyen a darle a la cara humana sus expresiones. Si daña cualquiera de ellos la cara se verá extraña, menos “humana”. Y si el daño es importante, su sumiso quedará desfigurado.
Desde luego, si pega lo bastante fuerte, romperá el pómulo (dañando inevitablemente algunos músculos y nervios) o dislocará o romperá la articulación de la mandíbula, la que, si bien es muy fuerte, no fue diseñada para recibir un impacto lateral. Para disminuir este riesgo, el sumiso puede cerrar la boca con fuerza.
También podría romper o arrancar algún diente.
Si el impacto es fuerte o el que abofetea es más grande que el abofeteado, éste perderá el equilibrio y podría caerse o golpearse contra una pared, los muebles, o algún otro objeto.
Así que olvídese de ese sopapo de revés que le da vuelta la cara y lo lanza a un lado con los ojos húmedos y los oídos resonando. Puede verse impresionante (y excitante) en las películas, pero la sensación no compensa el riesgo de daños.
Esto es lo peor, pero no es todo. Cuando aplasta la piel contra los huesos, puede romper algunos vasos sanguíneos, produciendo moretones. Un hombre recibirá bromas frontales, y puede responder con otra broma: “hubieras visto al otro”. Para una mujer es mucho peor porque, no importa cuan ingeniosa sea su explicación, la gente hablará a sus espaldas, y será considerada una mujer golpeada (a menos que explique que está en BDSM y que es sólo una señal de amor, pero entonces será considerada una pervertida. Su elección.) Desde luego, será peor si el moretón toma la forma de un “ojo negro”.
No hace falta mucha fuerza para cortar los labios o el interior de la mejilla contra los dientes. Ésta es la razón del “gusto a sangre” en la boca.
Antes de dar una bofetada quítese los anillos y pulseras, y haga que el sumiso se quite aros o similares.
Cuando use el revés de la mano, recuerde que tiene los huesos de las articulaciones sobresaliendo. No pegue de revés, o hágalo con mucho cuidado.

Así que pegue sólo para hacer arder, y juegue seguro. Ningún juego vale el riesgo de lastimar a su pareja y, si pega fuerte, sin duda LA LASTIMARÁ.

Manténgalo seguro, sensato y consensuado, y diviértase.

Extraido de: ecstagony.com

Para Ti

Ocho de la tarde... Sus ojos al mirarme… decían que le gustaba lo que veía. Yo… me moría de vergüenza, entre risas tontas me pedí un café intentando serenarme. Me dio el disco prometido y yo, una vez que lo miré y requetemiré saque mi llavero “tuneado” y se lo di. Le sorprendió y encantó el detalle.
Al poco ya estaba más tranquila. Transmite paz, da confianza….
Nos fuimos de vinitos. Un caballero. Me abría las puertas para dejarme pasar.
Decía que mis ojos brillaban mientras hablaba...
Me hizo sentirme, poco a poco, como si nos conociéramos de mucho tiempo.
Pequeños roces… me agarraba… luego no. Justo en la perfecta medida. Cariñoso, con respeto, sin resultar empalagoso.
Después de unos vinos y un pelín “achispados” me llevó al Sagartoki a cenar. Tomates ecológicos de colorines y un lenguado para los dos. Exquisito menú que él escogió al igual que el vino. Charlamos, reímos… brindamos un montón de veces. Por nosotros!... decía yo. Estábamos muy a gusto. Se respiraba esa sensación.
Algún besito… ains… muy chuli!
Después tomamos una copa en un pub que él escogió. Y… sobre las tres y media me acompañó a casa.
En el portal nos abrazamos y nos fundimos en un beso en el que yo me notaba flotar.
Mirándome a los ojos dijo: “No te pido que me invites a un café en tu casa porque quiero que esto salga bien, quiero que dure mucho…”

Uf! Yo había pensado tanto sobre eso! Era exactamente el final perfecto para una noche perfecta.
Subí con una sonrisa y le mandé un mensaje: “Ha sido una noche mágica. Gracias. Dulces sueños. Un besito.”
Él contestó con otro: “Mágica, si… pero recuerda que la “brujilla” eres tú. Un besazo.”
Me quedé un rato sentada en el sofá… pensando… solo sonriendo y pensando que esto puede ser el comienzo de algo muy, muy bonito...
Definitivamente es especial… muy especial…

*Escrito a la mañana siguiente.
Aquel día no dejé de tararear esta canción:
"Santa Lucía" de Miguel Rios



Y...
la magia, desde aquel día, continua...
Te Adoro, mi Amo
kaya

Video montaje de la canción Santa Lucía y el poema "He aquí que tu estás sola" de Jaime Sabines

Buscar es fácil...

Buscar es fácil y no es la dificultad. Lo difícil , como todos sabeis, es encontrar. Pero aun más difícil es que, después de haber encontrado lo que se ha buscado durante tanto tiempo, poder conseguirlo, tenerlo y disfrutarlo como propio.

Ese es el fin primordial y solamente algunos elegidos son capaces de conseguirlo.

Felicidades para esos pocos afortunados y un pequeño consejo:
Que disfruten y procuren mantener lo que el destino les ha puesto en su camino porque, aunque muchos no lo sepan ni se hayan dado cuenta, son los afortunados elegidos por el destino y los hados.

AMOdDOMA

*Del perfil de AMOdDOMA en someteme.com

Ilargia (luna), Ken Zazpi

Dile a la lluvia que no caiga más,
dile a la soledad que hoy no venga.

Eres la cuerda que me sujeta y me ahoga,
la que me hizo soñar y la que destruye mis sueños.

Por ti robaría la luna cada noche,
y tú estas ciego para no poder ver su luz.
Haciendome reir y luego haciéndome daño, me has hecho llorar.
Mi fuego se ha apagado ,
no eres la única estrella de la noche, ¡no lo eres!

Dime que lo que siento no es verdad,
para que en un instante entienda todo lo que NO somos.



Video: Ilargia (luna), Ken Zazpi (traducida)

* Con mucho cariño, para ti, danae ;)

The New Bottoming Book


The New Bottoming Book

"Esperamos que estés acabando este libro con idea más clara de tu propio poder y tus posibilidades que cuando lo comenzaste. Si hay algo que queremos que saques de leer esto, es la sensación de que hay infinitas posibilidades ahí fuera, y que conociendo y respetando tus límites, pues explorar el territorio ilimitado que hay dentro de ellos. Construyendo sobre una base de seguridad y preocupación mutua, construyes el camino que te puede llevar mucho más allá (¡y más hacia tu interior!)

CREANDO UN ESPACIO SEGURO.
Hecho con cuidado, el BDSM puede ser un espacio seguro para la exploración, el crecimiento y la superación de problemas para dominantes y para dominados.

ABRIENDO LOS CANALES
Los dominantes más fuertes, más excitantes, más irresistibles sólo pueden serlo si tienen a quien dominar. Los sumisos más complacientes, más masoquistas, más entregados sólo pueden ser dominados si tienen un dominante.
Como persona dominada, tú eres fabricante de dominantes [top-maker]. Le das permiso a tu dominante para ser dominante, y te guste o no, le das algunas indicaciones sobre qué tipo de dominante ser. Le das también a tu dominante el importante permiso para NO ser dominante —para que exprese sus miedos, preocupaciones y vulnerabilidades (tanto relacionadas con la sesión como no relacionadas) que todos, como seres humanos, debemos tener.
Nos necesitamos mutuamente para ser quienes somos. Necesitamos abrirnos por completo, como dominantes y como personas dominadas, y sobre todo como seres humanos, para obtener la aceptación que necesitamos de nuestros deseos y necesidades más sexuales. Necesitamos considerarnos válidos mutuamente, confiar mutuamente, cuidarnos mutuamente. Nos necesitamos para curarnos nosotros mismos y mutuamente. Nos necesitamos mutuamente para ser lo máximo que podemos llegar a ser.

ERES UN CRISOL
Un crisol es el recipiente que un metalúrgico usa para derretir juntos minerales, un receptáculo para metales sólidos y mucho calor, transformando dos elementos menores en algo más grande, la caldera del alquimista para transformar el plomo en oro.
Tú, como sumiso, eres un crisol. Poner la energía de tu dominante dentro de ti. Dentro de ti, mezclado con el calor del espíritu y el sexo, esa energía se remueve con tu propia energía, y se convierte en algo más fuerte, más depurado, más brillante de lo que cualquiera de vosotros por vuestra cuenta podríais haber creado.
Cuando tu dominante piensa que eres bello, te conviertes en bello. Cuando crees que tu dominante es poderoso, se vuelve poderoso. Tu cuerpo y espíritu son el lugar para la creación de una nueva realidad recién creada...una realidad con todo el poder y sabiduría que tu y tu dominante podéis reunir.

Os deseamos bendiciones, curaciones y milagros a lo largo de vuestro viaje.

Janet W. Hardy y Dossie Easton"


Fuente: Extractos traducidos de "The New Bottoming Book". Pags. 165-167. © 2001 Dossie Easton y Janet W. Hardy, "The New Bottoming Book". Greenery Press. NO está traducido todo el texto, sino algunas partes. Para tener toda la información recomendamos, si se sabe inglés, adquirir el libro vía internet.