Estudio sobre las ventajas del BDSM

Un estudio de la Universidad de Nueva Gales del Sur (NSW, Australia) publicado en el Journal of Sexual Medicine ha establecido una correlación entre las prácticas BDSM y un mayor grado de felicidad y éxito personal. El estudio también destruye la percepción popular de que sus practicantes están "enfermos" o pueden ser "peligrosos".
Según esta investigación, el 2% de los adultos australianos practican la dominación, sumisión y sadomasoquismo de manera habitual, mientras un número mucho mayor las incluye en sus relaciones ocasionalmente. A pesar de los estereotipos comunes, no lo hacen en respuesta a ningún problema sino simplemente porque es "un interés sexual o subcultura atractiva para una minoría amplia". El estudio fue realizado sobre una muestra de 20.000 australianos por investigadores en salud pública de la Universidad de NSW.
Los hallazgos mostraron también que el BDSM resultaba más común entre personas homosexuales, lesbianas y bisexuales, pues son más proclives a ser sexualmente inquietas.
De hecho, las personas que participan activamente en el BDSM muestran niveles más bajos de estrés psicológico que el resto de la población, lo que se traduce en un grado mayor de felicidad y posibilidad de éxito. El estudio no entró a analizar los motivos de este hecho, pero se cree que puede deberse a una mayor armonía consigo mismas según la profesora Juliet Richters, directora del mismo.
Richters, autora también del libro Doing It Down Under, afirmó que la medicina y las leyes habían creado falsos estereotipos sobre las personas sadomasoquistas como seres "dañados y necesitados de terapia en el mejor de los casos y, en el peor, peligrosos hasta el punto de necesitar regulación legal", o con problemas sexuales que les exigían "estímulos particularmente fuertes como ser atados o golpeados para excitarse".
Richters apuntó su esperanza de que los resultados de este estudio ayudaran a acabar con tales estereotipos.

Fotografía cedida por DS_bilbao